.

 









  
 


ORDENADOR
GRATIS


PLANO DE GIJON


   Enlaces:








 

.

CENTRICO • FREE WIFI • CENTRIC • WIFI GRATIS • CENTRE • FAST WIFI • ZENTRUM • GOOD WIFI
RESERVA ONLINE
En la web del hotel
Mejor Habitación Siempre
+ Algún Detalle
RESERVA + DIRECTA
Tel. 985 346 000
ESCRIBA AL HOTEL
VÍA E-MAIL
  TOUR HOTEL  
Parking público
a 50 metros del Hotel.
 
HOTEL PARA
NO FUMADORES
 
"La Gran Dama de los hoteles de Gijón"
(Financial Times)
 
Es importante, si no conocen la ciudad, que impriman el Plano de accesos al hotel.
 
El único Hotel 4 céntrico y VINTAGE que entre sus 75 habitaciones con suelos de madera/parquet, les ofrece 60 con medidas 5 (la mayoría con cama King Size), de las que 16 Suites Junior tienen Salón para hasta 3 niños y 2 TV LCD, y el primero de Asturias en instalar los Climatizadores más Silenciosos del mercado en todas sus habitaciones y nuevos Ventiladores de Techo que dan confort con un menor gasto energético y ayudan a luchar contra el Calentamiento Global. Todos los televisores LED Full HD del hotel tienen 40" minimo, tomas HDMI - USB y 53 canales que pueden ser en HD si emiten en ese formato.
 
EL RESTAURANTE-CAFETERÍA AS DE PICAS
ESTÁ EN EL MISMO EDIFICIO DEL HOTEL.
Y TIENE 5 TV-LCD PARA PODER VER LOS + IMPORTANTES EVENTOS DEPORTIVOS CODIFICADOS.
 
 
 MENÚ DE CACHOPO  
 
 
 MENÚ DE FABADA  
 
 
 
GUÍA DE
RESTAURANTES DE ASTURIAS
 

   
 
     
 

RESUMEN DE LAS IDEAS RENOVADAS PARA UNA LARGUÍSIMA ESCAPADA TURÍSTICA A GIJÓN, CON LA ACTUALIZACIÓN DEL BUEN HACER CULINARIO DE LOS SIGUIENTES RESTAURANTES EMBLEMÁTICOS DE LA CAPITAL DE LA COSTA VERDE:

TABERNA “PIZCAS DE SAL”  –  SIDRERÍA RESTAURANTE ATAULFO  –  SIDRERÍA EL RESTALLU  –  PARRILLA EL SUEVE  –  RESTAURANTE LA PONDALA  –  RESTAURANTE V. CRESPO  –  RESTAURANTE CIUDADELA  –  RESTAURANTE CASA ZABALA  –  RESTAURANTE DEL CLUB MARÍTIMO ASTUR  –  SIDRERIA RESTAURANTE LLAGAR CASA TRABANCO  –  SIDRERÍA LLAGAR MERENDERO CASA SEGUNDO.

 
     
 

 

Taberna Pizcas de Sal (C/ Ruperto Velasco, 4): Tel. 984 492 843. Cierra domingo noche y lunes.  www.pizcasdesal.com.  Mail:  Info@pizcasdesal.com.

    En esta sencilla, creativa y honrada Taberna inaugurada en Diciembre del 2012, he tenido la suerte de disfrutar los días 21, 24, 25 y 26 de Septiembre del 2013, cuatro almuerzos degustación con algunos de mis más adictos colaboradores, en un tour gastronómico continuado por la curiosidad de probar todos los platos de su original carta.

    Su Chef propietario, Santiago Santos, es un joven profesional con más de veinte años de experiencia en otra prestigiosa cocina, hasta que se independizó con la ayuda de su mujer Mónica y creó esta singular Taberna a la que le he dado el título de “Nuevo restaurante estrella de Gijón en el 2013” y al que les auguro un brillante futuro, ya que con sus raciones divisibles, se puede tapear, mezclando platos riquísimos con logradísimos sabores, todo ello con precios contenidos y muchísima sabiduría culinaria, ya que de 12 a 22 €, considero baratísimo poder vivir esta inigualable aventura coquinaria.

    Yo que he tenido la suerte de vivir miles de comidas gloriosas urbi et orbi, les decía a mis ayudantes gourmet, que salvando las casi infinitas distancias, recuerdo como experiencia comparativa, dos cenas sublimes en el año 1988 en el restaurante Le Louis XV, del Hotel de París en Mónaco, antes de que se convirtiera en el primer restaurante de hotel del mundo en conseguir la tercera estrella Michelín, y las charlas profesionales que tuve el honor como cliente y hotelero Premium en compartir con el Chef Alain Ducasse, máximo genio de la Cocina Mundial, con todos los récords en su haber y que en sus diversos negocios hosteleros disfruta actualmente 17 macarrons o estrellas Michelín.

    Las comparaciones siempre son odiosas y yo no soy un crítico gastronómico, sino un hotelero vocacional que ha viajado desde siempre cientos de kilómetros a la búsqueda de nuevas experiencias gustativas.

    Le decía a uno de mis sobrinos, Javier (guache@hotmail.es), cuya foto incluyo al final de los platos, para que conozca nuevas amiguinas y así, entre muchas, trate de encontrar el amor de su vida o las conocidas, en plural, con las que compartir experiencias, pues todas las mujeres tienen un puntín que las hacer irrepetibles si se las sabe conquistar. Yo como moro muy infiel y abencerraje, lamento decirles que cada plato, rejuveneció mi paladar casi ga-ga y no tengo entre ellos vivencias favoritas.

    Me alegra haber descubierto el Arte con mayúsculas que sirven en esta casi humilde Taberna y lógicamente, compartirlo todo con mis miles de seguidores.

    Las buenas críticas que tiene en Tripadvisor son totalmente justísimas y Gijón atesora una oferta de Tabernas, Sidrerías y Restaurantes sencillamente Epatante, que justifica plenamente el viaje a nuestra ciudad, para intentar relajarse un montón de días.

 



Acogedor comedor.





Tapas seductoras en su barra para acompañar una cuidada selección de vinos.





Creativas tapas en la barra.





Papas asadas con guacamole, salmón y mojo casero (6 uds). 9 €.





Ensalada de pollo crocante y bacon (3 uds). 9 €.





Gambones empanados con salmorejo y crema de ajos suave (4 uds). 10 €.





Bandeja para picoteo.





Barra y escalera al fondo de bajada al comedor.





Emberzadinos de centollu (4 uds). 10 €.





Ensalada de mejillones artesanos con queso manchego y escabeche de verduritas. 10 €.





Trío de croquetas (jamón, cabrales con nueces y compango), 6 unidades a 5 €.





Fajitas Pizcas de Sal de pollo cocinado con selección de cuatro especias y guacamole (4 uds). 10 €.





Fideos ligeramente tostados, guisados con marisco y con costra de pan de centeno y frutos secos (3 uds). 12 €.





Buñuelos de bacalao en tempura, con pisto (4 uds). 10 €.





Dos de mis fieles colaboradores en la mesa de la esquina.





Canutillo de cecina relleno de foie con reducción de vino tinto y salteado de piña (5 uds). 9 €.





Caramelos de queso azul ''Valdelabarca'' con estofado de membrillo y cacahuete garrapiñado (4 uds). a 8 €.





Coca de Centeno con verduras asadas, queso y jamón (2 uds). 8 €.





Gyozas de carne con salsa de soja y miel (3 uds). 9 €.





Fundido de quesos asturianos (con queso Cabrales). 9,50 €.





Laminado de secreto con mantequilla aromátizada y praliné de avellanas. 12,90 €.





Tacos de merluza fresca rebozados en patatitas (6 Uds). 10 €.





Dos de mis colaboradores habituales, disfrutando de su creativo almuerzo.





Empanadillas de rabo de buey con compota de manzana y pisto de verduritas (4 Uds). 10 €.





Callos a la asturiana ''Pizcas de Sal'' (elaboración propia de principio a fin). 5,50 €.





Mini burguers de nuestra selección de carnes, con panceta y queso Brie fundido (3 Uds). 9,75 €.





Pulpo ligeramente tostado con verduritas asadas (troceado). 12 €.





Arroz Ibérico con setas y secreto (3 uds). 12 €.





Pizza enrollada de pitu caleya guisado y troceado. 9,50 €.





Escalope "Pizcas de Sal", relleno de gambón, jamón y pimientos asados (fileteado). 9,50 €.





Arroz negro con langostinos salteados y ali-oli, al fondo original barrita de pan frito (3 uds). 12 €.





En la puerta de la creativa taberna "Pizcas de Sal", Kike, uno de mis habituales colaboradores y su copa de Enate Somontano, para ir entrando en situación.





Brocheta de frutas de temporada, con sopitas de chocolate blanco. 4 €.





Bizcocho brownie templado con helado de chocolate. 4 €.





Bizcocho brownie templado con helado de crema catalana. 4 €.





Tiramisú "Pizcas de Sal". 4 €.





Tarta de queso con mermelada de arándanos. 4 €.


 

Sidrería Restaurante ATAULFO: C/ Cabrales, 29. Tlf.: 985 340 787. Cierra el lunes todo el año excepto Agosto.

    El lema de esta mítica Sidrería Restaurante es “pescados y mariscos como tienen que ser” y a fe que lo cumple Ataulfo con la inestimable ayuda de su mujer y guisandera Rosi dirigiendo la cocina, acompañados de un amable y profesional equipo.

    El miércoles 24 de Julio de 2013 quedé a cenar con tres de mis habituales colaboradores para probar muchas de las medias raciones que ha incorporado a su nueva Carta y así brindar la posibilidad a sus clientes de confeccionarse Menús Degustación con unos precios muy razonables y manteniendo la calidad en los productos de siempre.

    Todos los precios que figuran en los pies de las fotos son con el IVA incluido.

    Probamos un total de 12 sabores diferentes como les muestro en las fotos que pueden ver a continuación acompañados de dos botellas de sidra J.R. a 2,50 € unidad y que alternan con el también famoso llagar de sidra Zapatero y una botella de Albariño Martín Códax a 18 €, además de una botella de agua.

    Por esta variadísima y abundante cena pagamos un total de 160 € incluidos los cafés invitación; es decir solo 40 € por persona.

    Empezamos con media ración de fabada, cremosa y suave a la vez y luego según apetencias cada uno pedía lo que quería compartiendo los doce platos en buena armonía entre los que había muchas medias raciones que les enumero a continuación: media de ensaladilla rusa; una ración de excelsas croquetas caseras de Jamón Ibérico; media de chipirones fritos; una ración de fesquísimos bocartes del Cantábrico; una ensalada mixta, 1/2 ración de pastel de centollo con anchoas y escabeche de bonito, que está riquísimo mezclando los tres sabores sobre las tostadas de pan que lo acompañan; media de calamares de potera en su tinta con patatinas fritas; media de fritos de pixín a la romana, también riquísimos; media de merluza de anzuelo a la plancha; media de una de sus grandes especialidades, como es el salpicón de marisco y cerramos casi al borde del infarto con una ración de rollo de bonito del norte que con su salsina de tomate era una pura y dura delicatessen gastronómica.

    Estoy plenamente convencido que con su filosofía de precios contenidos y calidad incuestionable Ataulfo va a superar esta Crisis y todo lo malo que desgraciadamente pueda estar por venir.

    Les he añadido otras fotos de mariscos que tienen habitualmente y de alguno de sus platos estrella que les recomiendo encarecidamente prueben en sus múltiples Escapadas gastronómicas a Gijón donde hay muchos y buenísimos restaurantes y sidrerías-marisquerías para descubrir.

 



Barra y mesas de la popular y excelente sidrería-marisquería Ataulfo.





Comedor y barra al fondo de la tradicional sidrería Ataulfo.





Impresionante bandeja de nécoras o andaricas del Cantábrico (precio según mercado).





Sabrosísimas quisquillas a 125 € / Kg.





Almejas a la marinera, 25 € por ración.





Percebes del Cabo Peñas a precio según mercado.





Pulpo a la gallega a 15 € ración.





Arroz con bugre (mínimo 2 raciones) por un total de 80 €.





Merluza con patatas (mínimo 2 raciones) por un total de 60 €.





Pixín a la plancha con refrito, ración 30 € y media a 15 €.





Mero y rodaballo a la plancha a 30 € ración y media a 20 €.





Bebidas de mi cena degustación con tres clientes y amigos del Hotel el 24 de Julio de 2013.





Media ración de fabada asturiana a 10 €.





Media ración de ensaladilla rusa a 6 €.





Buenísima y cremosa ración de croquetas caseras de Jamón Ibérico a 9 €.





Ración de bocartes del Cantábrico a 9,50 €.





Media ración de chipirones fritos a 6 €.





Ensalada mixta a 10 €.





Media ración de pastel de centollo con anchoas y escabeche de bonito por 15 €.





Media ración de calamares de potera en su tinta por 15 €.





Media ración de merluza a la plancha por 15 €.





Media ración de fritos de pixín a la romana por 15 €.





Media ración de salpicón de marisco (especialidad) por 20 €.





Ración rollo de bonito del Cantábrico por 15 €.


Sidrería EL RESTALLU (Decano Prendes Pando, 6): Tel 985 350 048 - 985 170 102. www.elrestallu.com.

    Desde hace 15 años dos hosteleros de raza, Pilar y Fernando, con la ayuda de su hijo David y de un sólido y profesional equipo, han conseguido con una excelente relación Precio-Calidad, menos de 60 euros por pareja, que el Menú de arroz con bogavante (bugre) o el Menú de marisco se conviertan en dos Iconos que motiven la excursión gastronómica a Gijón a cientos de inteligentes turistas, buscadores de placenteras sensaciones gustativas. Otra de sus especialidades que me encanta es la ración de fideos con almejas (20,50 euros); el arroz con bacalao (dos raciones mínimo, por 32,60 euros) y entre los postres, destacan las caseras, jugosísimas y riquísimas tarta Selva Negra y tarta San Marcos, sin olvidarnos del tradicional arroz con leche y de la tarta San Honoré.




Luminosa, amplia y animada siempre, Sidrería El Restallu.





En la primera planta está su confortable y tranquilo comedor.





Los fideos con almejas son una entrada riquísima para compartir y la salsa está de rechupete.





El abundante y sabroso arroz con “bugre” o bogavante es la estrella de sus menús, recomiendo dejarlo enfriar un poco para apreciar al máximo en el arroz el sabor de este emblemático marisco y si hace falta, añadirle un poco de sal, pues ya sabéis que el sabor del bugre es un poco dulzón.





Al jamón de bellota con el que se inicia el menú del arroz con bugre le añado habitualmente unas gotitas del aceite virgen de arbequina Marqués de Valdueza.





Las gambas frescas y muy durinas de Huelva a la plancha, que estaban riquísimas, es el segundo plato del Menú de arroz con bugre.





Este espectacular plato es el objeto de deseo, para compartir, del afrodisiaco Menú plato de marisco.





Hay que tener paciencia monacal, como la de un servidor, para convertir el arroz con bugre en un plato de ciego, sin cáscara alguna y al que le añado siempre un poquito de sal, pues al enfriar realza el sabor del bugre y se puede levitar sin miedo a encontrar cascara alguna en la boca.





La tarta casera Selva Negra es la primera que se les agota durante los fines de semana, donde la reserva previa es obligada o no tendrán mesa.





La tarta San Marcos, que les muestro en la imagen, comparte la segunda posición del ranking dulcero con la clásica tarta San Honoré y liga de maravilla con las gotas que les queden del buen vino de Rueda que acompaña cualquiera de sus creativos Menús de marisco o pescado fresco, que son un atractivo turístico más de Gijón.


Restaurante Parrilla EL SUEVE: C/ García, 12. Tel. 985 145 703. Parking próximo Plaza de Europa. Cierra los miércoles.

    Desde hace ya muchos años este veterano establecimiento, gestionado hasta el 31 de diciembre del 2012 en que se jubiló, por mi creativo amigo Jorge, ha sido un Icono para todos los amantes de diversas carnes, de muchísima calidad, tratadas con verdadero mimo en su cocción parrillera y a unos precios razonables. Sus más directos colaboradores, Juan y Antonio, tomaron el relevo a pesar de esta dura Crisis y no están dispuestos a rendirse, pues son dos buenísimos hosteleros, con nivel Premium, tanto en lo humano como en lo profesional y como me pasa a mí, no están dispuestos a que nada ni nadie acabe con su ilusión y pueda cerrar su veterano establecimiento. Han aclarado la pintura y reforzado la iluminación para que, sin perder su cálido ambiente, se puedan ver mejor en el plato las delicatessen cárnicas que habitualmente sirven. Mi web ONG Turística Virtual, líder absoluta en Internet, debía estar presente para apoyarles en su valiente apuesta continuista y a ello estamos.

    El sábado 16 de marzo, con dos de mis habituales y jóvenes colaboradres gourmet, Kike y Juan, fuimos a vivir la experiencia que les cuento a continuación. Compartimos habitualmente todos los platos para mezclar mi dilatada y casi oxidada, desde el siglo XIII, multiexperiencia gastronómica, con el frescor de sus jóvenes paladares. Empezamos con una ración de emberzado a la parrilla, que mi sobrino Juan había probado y que con el toque de un chumichurri que hacen de maravilla estaba buenísimo. El emberzado o emberzáu es una morcilla recubierta con berza que tiene una particular farsa con harina de maíz y en algunos lugares del Paraíso Natural, si se embute en tripa, la llaman probe, boronchu o fariñón. Aunque por la grasa, sangre y tocino del cerdo se debe tomar con moderación, pues es fuerte, si les gusta la morcilla, levitarán seguro con el emberzado del Sueve. En la zona oriental de Asturias es muy fácil encontrarla, incluso mezclada con el pote o la fabada está tremendísima y cada artesano le da su fórmula secreta, con algo de calabaza, especias, un poco de harina de trigo, más o menos cebolla, etc. Solo para probarla haría yo mil kilómetros o diez mil, faltaría más, pues ya saben que mi pasión y curiosidad degustativa es casi infinita. Tres pedazos como el de la foto es la ración, por solo 4,30 euros.

    La ensalada templada de pavo al vinagre de arándanos, con trocitos de su hígado, sencillamente sublime, por 14,10 euros. Seguimos con el venado, con puré de avellanas y mermelada de mora, por 17 euros; sobrosísimo y según decía Kike, el puré de avellanas era para tomarlo con cuchara sopera, de pantagruel de la champions. Cerramos el variado y original festín cárnico-parrillero, con un sorprendente y jugosísimo solomillo encachopado con setas y trufas, por 26,30 euros.

    De los postres caseros que tienen a 3,95 euros, yo me incliné por la tradicional Tarta Charlota casera, que me encanta y mis doctos colaboradores, por el tocino de cielo, que en Asturias es de otra galaxia, y una tarta con una suave y un poco ácida crema al Cabrales, con una dulce mermelada de rechupete.

    Con pan muy rico y calentito, agua mineral y una botella de tinto Ribera Finca Resalso, más el 10% de IVA, la cuenta ascendió a 100 euros, que es una cifra muy razonable para la calidad suprema y buenísima elaboración de todos los platos.

    Para los mas clásicos, además del churrasco, el bife, el chorizo parrilero, la morcilla matachana, las chuletinas de cordero, las brochetas de cordero al estilo marroquí, el magret o confit de pato, el pavo a la crema de ortigas, el pastel de oricios, los fideos al Cabrales o la brocheta de punta pierna con setas, les puedo asegurar que se harán adictos a visitar habitualmente este céntrico restaurante-parrilla de la superatractiva villa marinera de Gijón.

 



Restaurante-Parrilla El Sueve.





Chuleta de vaca - Restaurante-Parrilla El Sueve.





Emberzado a la parrilla - Restaurante-Parrilla El Sueve.





Ensalada templada de pavo, al vinagre de arándanos - Restaurante-Parrilla El Sueve.





Venado con puré de avellanas y mermelada de mora - Restaurante-Parrilla El Sueve.





Solomillo encachopado con setas y trufas - Restaurante-Parrilla El Sueve.





Tarta Charlota de elaboración casera - Restaurante-Parrilla El Sueve.





Tocinillo de cielo artesanal - Restaurante-Parrilla El Sueve.


Restaurante LA PONDALA (C/ Dionisio Cifuentes, 58; Somió - Gijón): Tel. 985 369 346. www.lapondala.com  Cierra los jueves.  

Desde el año 1891 este centenario establecimiento, orgullo gastronómico de Gijón, sigue manteniendo intactas las raíces de la tradicional cocina de las mejores guisanderas asturianas. Solo para comerse de una sentada, entre dos que sean carnívoros, por solo 88 euros, cuatro raciones, por encargo, del internacionalmente famosísimo "rosbif, según receta exclusiva de Doña Nieves", merece la pena el viaje, incluso desde otra Galaxia.

    Su actual propietaria María Jesús y su consorte, el italo-asturiano Roberto, siguen manteniendo en cuarta generación los grandísimos valores coquinarios heredados, bien secundados por un sólido y profesional equipo, entre los que destaco a mi amigo Juan, que es seda pura dirigiendo el servicio de la terraza y tres confortabilísimos comedores, que pueden ver también en su web.

    Las raciones, sin ser excesivas, son adecuadas y el precio, dentro de su altísima calidad, a mí me parece incluso barato, pudiéndose hacer una comida gourmet en una banda de 40 a 60 euros por persona, con dos platos, postre y vino.

    Como quería empezar el 2013 rindiéndoles mi humilde y merecido homenaje a este Icono gastronómico de Gijón, les regalo las fotos de los platos al pie, que son el resumen de tres opíparos almuerzos con distintos acompañantes, amigos y familiares, entre los que quiero destacar a la superfashion amiga de mi mujer, la asturiana-madrileña Conchita Feito, forofa de La Pondala y que es una de mis jóvenes alumnas predilectas en todo tipo de temas turístico-hedonistas, además de madre de la cantante Conchita.

    No existen, casi, suficientes calificativos para explicar con justicia las bien elaboradas especialidades de este templo de la mejor cocina tradicional astur. Al ser desde el siglo XIII un sarraceno abencerraje infiel, lamento decirles que todas sus delicatessen son mis favoritas, para que no exista el menor celo entre ellas.

    Les recomiendo, entre sus muchas y buenísimas entradas, las increíbles croquetas de jamón (10 €), los callos a la asturiana (14 €), el pulpo a la plancha con pimiento y patatas (18 €), que tiene el mismo precio que los crepes de centollo. Por encargo, los fines de semana, por solo 33 euros, el salpicón de bogavante es un delito no probarlo y los calamares fritos sencillamente están de rechupete.

    Cuando empieza la primavera, la Menestra de verduras de estación es otro de sus platos estrella y cuando llega el verano, la Marmita de Bonito o la ventresca, son más que un regalo para todos los exquisitos paladares que en este mundo tenemos la suerte de existir y sobrevivir a la Crisis que nos ha armado nuestra, desgraciadamente, incompetentísima clase política de Hispanistán.

    El sencillo arroz con pollo y jamón, dos raciones mínimo, por 30 euros, es otro de mis habituales, sin olvidarme el arroz con almejas, dos raciones por 40 euros o el arroz con bogavante para dos pax, por 60 euros, pero les recuerdo que sus especialidades son siempre previo encargo y que actualmente utilizan arroz de grano largo, que coge tan bien el sabor como el corto y que yo también estoy utilizando en muchas de mis preparaciones veraniegas, pues se pasa mucho menos que el tipo bomba o corto.

    La fabada, por solo 15 euros, tiene un compango exquisito y las fabes, sin ser tamaño XXL, son crema pura, deshaciéndose sin notar su piel en el paladar. Las fabes con almejas, mínimo dos raciones, por 44 euros, es otra experiencia muy aconsejable, sin olvidarnos de tres platos de invierno espectaculares: las fabes con liebre o el jabalí asado, por 15 euros ración, y el sutil aroma y sabor del lomo de venado, por solo 17 euros.

    De sus platos de cuchara, los lunes cocinan unas patatas rellenas por 10 euros, que quitan el sentido; los martes un pote asturiano de la Champions y el viernes, otro de mis favoritos, los calamares en su tinta, por 18 euros. Les aconsejo reservar previamente su ración, no sea que no los puedan probar, pues tienen muchísimos y fieles admiradores.

    El San Jacobo, siempre compartido, hace las delicias de mis sobrinos, por solo 18,50 euros, pero la ternera asada, por 15 euros, es otra de mis innumerables pasiones. El rosbif siempre es por encargo, mínimo 4 raciones, por 88 euros, pero al ser solo 12 rajitas finas de una increíblemente sabrosa ternera asturiana que siempre acompañan en su jugo con un magnifico puré de patatas gratinado, si son un poco amantes de la mejor carne astur, pidan solo unas croquetas o media de calamares fritos de entrada y dense el festín a fondo, por solo 44 euros por persona. Si no pueden con todo se llevan en un bocata o tupper los trozos de rosbif en su jugo que les sobren y así tienen un desayuno u otra merienda campestre de superlujo.

    Si son al menos cuatro gourmets extremos y están varios días en Gijón, por 108 euros total por cuatro raciones, encarguen la merluza rellena de marisco, que con dos raciones previas de croquetas y dos de ternera asada, disfrutarán al máximo estos atractivos señuelos gustativos gijoneses.

    La tarta de la casa, por 5,50 euros, flipará a los más dulceros, combinándola con una bola de también casero y celestial helado mantecado. La tarta de la casa fue el origen del postre más famoso de la capital de la Costa Verde, la famosísima Tarta Gijonesa, pero su sutil combinación secreta, entre la crema, la almendra y el bizcocho, la hacen incopiable. Otras dos ideas que les brindo, para recordar mucho tiempo el sabor de sus postres, son el tocinillo con una bolita de helado mantecado o con una finisima y personalísima tarta de manzana.

    Me imagino que no se atreverán a pedir mis hojas de reclamaciones por toda la culturización gastronómica que habitualmente les regalo desde mi ONG Turística Virtual, líder absoluta en la promoción del económicamente decaído Paraíso Natural en Internet, que tuvo ayer 2460 visitantes diferentes, ahí es nada, panda de políticos mataos, cabestros, orondos, ineptos y corruptos de la mamadera del Pesebre Público, sin ninguna responsabilidad penal, a los que habitualmente doy leña sin parar, en mi denunciante, Independiente y Esclarecedor Blog.

 



Restaurante La Pondala, cocina tradicional hace 120 años.





Barra acceso comedores - Restaurante La Pondala.





Las delicatessen croquetas con jamón - Restaurante La Pondala.





Los callos caseros - Restaurante La Pondala.





Los irrepetibles calamares fritos - Restaurante La Pondala.





El pulpo con cachelos y pimientos - Restaurante La Pondala.





El salpicón de Bogavante - Restaurante La Pondala.





La fabada asturiana del Restaurante La Pondala.





Las tradicionales fabes con almejas - Restaurante La Pondala.





El arroz con pollo y jamón - Restaurante La Pondala.





El arroz con almejas - Restaurante La Pondala.





El jugoso cachopo - Restaurante La Pondala.





La deliciosa ternera asada - Restaurante La Pondala.





El sabrosísimo Rostbif del Restaurante La Pondala.





El sublime tocinillo con casero helado mantecado - Restaurante La Pondala.





La inigualable tarta de la casa con helado - Restaurante La Pondala.





La finísima tarta de manzana - Restaurante La Pondala.





El bizcocho de chocolate con salsa de arándanos - Restaurante La Pondala.


Restaurante V. CRESPO (C/ Periodista Adeflor, 3; al lado del parking público Plaza de Europa, de Gijón): Tel. 985 347 534. www.restaurantecrespo.com  Cierra domingo noche y lunes. Muy recomendable la reserva previa en alguna de sus 12 mesas.  

    Desde el año 1994, en que inauguró Vicente Crespo su idílico restaurante con una decoración marinera, se han escrito muchos capítulos de la mejor gastronomía gijonesa, basada en la calidad de los productos, que este héroe hostelero, nacido cerca de Cáceres, reserva del 53 y criado en León, encuentra en los mercados de nuestra ciudad.

    Habiendo desarrollado su larga carrera hostelera en prestigiosos establecimientos asturianos, el destino le hizo abrir su sueño empresarial cerca del mar Cantábrico y a solo 100 metros del Hotel Hernán Cortés, que como bien saben todos mis seguidores, soy su director-copropietario.

    Actualmente gestiona el restaurante su joven y maduro hijo, Marcos, con un maravilloso equipo profesional, inmunizados a resistir, como me pasa a mí, todas las Crisis que falten por venir. Su secreto es fácil y a la vez dificilísimo de copiar: muchísimo esfuerzo y altísimo nivel profesional, que con una excelentísima relación precio-calidad, han convertido a esta veterana ya, Casa de buenísimas manducas, en una referencia ineludible entre los mejores restaurantes de la ciudad.

    Este durísimo, económicamente, año 2013, en vez de escaparme 15 días invernales al Caribe, como hacía habitualmente, me estoy esforzando al máximo, para motivar a miles de visitantes diarios que tiene mi web ONG Turística Virtual, dándoles ideas, con fotos, para que se escapen para desestresarse con los paisajes y la gastronomía irrepetible, del Paraíso Natural Astur.

    Las imágenes de los platos que les muestro a continuación han sido los protagonistas de dos pantagruélicos almuerzos que en compañía de cuatro de mis habituales colaboradores-gourmet hemos disfrutado en este lluvioso mes de marzo.

    Al mediodía tienen un buenísimo menú, en días laborables, de 15 euros, pero yo les recomiendo que prueben sus especialidades—sabrosísimas, baratas y creativas—, saliéndoles por persona entre 35 y 45 euros, con un buen vino y postres incluidos.

    Para que sus jugos gástricos empiecen a sufrir síndrome de abstinencia, les aconsejaré algunas de sus especialidades…

    El primer día que comí con mis ayudantes más habituales, Juan y Kike, le dije a Marcos que nos preparara un menú degustación un poco más corto que el que tienen en el Menú y que cuesta sin bebidas 49 euros por persona y sirven, como es lógico, a mesa completa, pues quería que mis colaboradores gastronómicos me dieran su docta opinión sobre platos que yo ya bien conocía.

    Como obsequio, para empezar el festín gustativo, nos sirvieron una suave crema de verduras y una cuchara con carpaccio de pez mantequilla que nos encantó y que la ración vale 19 euros. Continuamos con la ensalada de pato y suave vinagreta de pasas y piñones; la ración vale 17,50 euros. Luego el ravioli de langostino y crema de oricios, que solo está en el menú degustación y que es una delicatessen total. Después, el lomo de bacalao alioli nos dejó patidifusos (24 euros la ración) y como plato principal carnívoro, el solomillo de ternera al foie; Kike lo calificó de afrodisiaco total, por la salsita que lo perfumaba. El delicioso mus de limón hizo de cortante de sabores antes del postre, que fue una cañita rellena de arroz con leche acompañada de helado de yogurt.

    Todos los sugerentes postres valen solo 6 merecidos euros y entre ellos mis favoritos son: el cubo de tres chocolates, la torrija de helado de aceite y tomate confitado, la leche frita con helado de turrón de Jijona y el tiramisú y cacao, que finalmente tuve que pedir para curar mi infidelidad sarracena y abencerraje.

    Los exquisitos cafés solo valen 1,5 euros y Kike eligió una botella de vino del Somontano, Gran Vos 2005-Viñas del Vero, por 23,50 euros, que yo casi no probé por la comedia de la conducción posterior, pero ellos la disfrutaron a tope.

    La cuenta subió poco más de 100 euros, que es un regalo casi celestial por lo flipante que almorzamos.

    Pasados cuatro días volví a degustar otros platos para mostrárselos a ustedes, mis distinguidos alumnos-seguidores del noveno dan hotelero, con dos nuevos acompañantes, Luis Eguren y su consorte, la inteligente y atractiva Lucía García-Rendueles. Elegimos el siguiente y variado menú, con algunos platos en medias raciones para no explotar como boas post-cuaresmales: cecina de ciervo bañada en aceite de arbequina (ración,16 euros), terrina de foie con higos confitados (ración, 18 euros), carpaccio de pez mantequilla con aceite de cebollino (ración, 19 euros), pixín Ondarresa (ración, 26,5 euros), jarrete de lechazo y compota de manzana (ración, 21 euros), media ración abundante de patatas con langostinos V.Crespo (11 euros) y de postre los que les muestro en las imágenes, todos a 6 euros ración.

    Me olvidaba decirles que también compartimos un poco de jamoncito de Pitu de Calella y jugo de champiñones, cuya ración vale 20 euros y es de las que no se olvidan fácilmente.

    Con un sencillo vino de Rueda, que le encanta a Lucía, agua mineral y cafés, pagué más o menos lo de siempre, un poco más de 100 euros.

    Ahora espero que entiendan las miles de razones que desde el siglo XIII me han arruinado completamente, convirtiéndome por derecho propio de escalafón en el rey de los mataos y mindunguillos, pues cuando llegue el próximo Corralito-Corralón, mi régimen será solamente un poco de pan y un poco de agua; por esa razón ahora vivo lo poco y bueno que me queda.

    Otro día, si encuentro quien me invite, volveré con el siguiente programa que se lo cedo con mucho gusto: de entrada unas croquetas de picadillo de matanza (ración, 14 euros) o unas croquetas líquidas de morcilla, compartiendo dos raciones de arroz caldoso con Bugre, que bordan, por 52 euros y para cerrar con un entrecot de ternera a la Criolla, que os llevará, seguro, sin peajes al séptimo cielo de este mondo cane.

    Carpe Diem, amiguinos y atractivas marujonas, hasta la pronta próxima entrega del culebrón de Gargantúa y Pantagruel en Asturias. Intentad ser un poco felices, manteniendo vuestros esbeltos cuerpos al régimen de Dukan, sin olvidar que la gula es uno de nuestros más frecuentados y rico-rico pecados capitales.

    Os puedo garantizar que si tenéis la inteligente precaución de reservar con tiempo mesa en el restaurante V. Crespo, me agradeceréis que os haya regalado mis pecaminosas experiencias.

    Como las experiencias gustativas son en mi larga vida una historia que parece interminable y me gusta compartirlas con mis miles de seguidores forofos del buen mantel, la lluviosa noche del Jueves Santo tuvimos otra suave cena con familiares llegados de Madrid, en que sus platos estrellas, entre otros que ya he fotografiado para ustedes, fueron los siguientes: Lubina salvaje a la espalda (25,50 euros), Entrecot de ternera a la "Criolla" (21,50 euros), Ensalada de pulpo estilo Á feira (18 euros), Lomos de merluza al vapor con aceite de tomete y manzana (24 euros) y un postre que me encanta, Helado de queso y grosellas (6 euros).

    Es importante resaltar que todos los precios tienen el IVA incluido,e insisto en puntualizar que esta es una de las mejores aventuras gastronómicas que se pueden disfrutar a día de hoy (y espero que por muchos años) en Gijón.

 



Una quilla de barco decora la barra del excelente Rest. V. Crespo.





Ensalada de pato y suave vinagreta de pasas y piñones - Rest. V. Crespo.





Cucharas degustación con carpaccio de pez mantequilla. Rest.V. Crespo.





Ravioli de langostino y crema de oricios - Rest. V. Crespo.





Lomo de bacalao alioli - Rest. V. Crespo.





Delicioso solomillo de ternera al foie - Rest. V. Crespo.





Vista del marinero y coqueto comedor del Rest. V. Crespo.





El mus de limón es una suave delicia sensorial, previa a los postres - Rest. V. Crespo.





Canutillo relleno de arroz con leche y helado de yogurt - Rest. V. Crespo.





Tiramisú y cacao - Rest. V. Crespo.





Jamoncitos de Pitu de Caleya y jugo de champiñones - Rest. V. Crespo.





Carpaccio de pez mantequilla con aceite de cebollino - Rest. V. Crespo.





Croquetas de picadillo de matanza. Rest. V. Crespo





Las 12 mesas del Rest. V. Crespo deben ser reservadas con antelación, pues tiene muchos clientes





Cecina de ciervo bañada en aceite de arbequina - Rest. V. Crespo.





Terrina de foie con higos confitados - Rest. V. Crespo.





Jarrete de lechazo y compota de manzana - Rest. V. Crespo.





Pixín Ondarresa - Rest. V. Crespo.





Patatas con langostinos V. Crespo.





Cubo de tres chocolates - Rest. V. Crespo.





Uno de los dos coquetos reservados junto a la barra del Rest. V. Crespo





Manzana rellena de arroz con leche y helado de manzana - Rest. V. Crespo.





Ensalada de pulpo estilo Á feira - Rest. V. Crespo.





Lomos de merluza al vapor, con aceite de tomate y manzana - Rest. V. Crespo.





Lubina salvaje a la espalda - Rest. V. Crespo.





Entrecot de ternera a la 'Criolla' - Rest. V. Crespo.





Helado de queso y grosellas - Rest. V. Crespo





Torrija con tomate confitado y helado de aceite - Rest. V. Crespo


Restaurante CIUDADELA (C/ Capua, 7): Tel. 985 347 732. www.restauranteciudadela.com  Cierra domingo noche y lunes. Es muy recomendable reservar mesa los fines de semana.  

    Desde el año 1998, este centriquísimo, agradabilísimo, romántico y superfashion establecimiento hostelero es uno de los rincones emblemáticos del buen hacer coquinario de Gijón y de Asturias.

    Su sólida y buena cocina tradicional siempre ha tenido aportaciones novedosas que harán las delicias de todos los buscadores de sensaciones gustativas de alto nivel, con precios contenidos y con un excelente nivel de servicio.

    Además de una amplísima barra de picoteo a la entrada, prólogo de un amplio comedor, tiene cinco reservados, que tienen muchas admiradoras, sobre todo los cuatro que recrean en rústico adobe unas antiguas bodegas de Castilla.

    Como está solo a 5 minutos andando de la puerta del Hotel Hernán Cortés, es una de las muchas alternativas que tiene y disfrutan nuestro clientes Premium que aún se pueden permitir hacer escapadas de mil kilómetros para descubrir los inigualables sabores que ofrecen las buenas mesas de los restaurantes de nuestra bellísima ciudad, capital de la Costa Verde Astur.

    La mayor sorpresa de su carta creativa es la posibilidad de hacerse un menú degustación, ya que muchos de sus platos permiten degustarlos en forma de tapa o medias raciones y eso es algo que es de agradecer, con un bravo por estos héroes hosteleros que, con sacrificios y esfuerzos, serán capaces de sobrevivir este tsunami económico que nos azota y entristece.

    Aprovechando la última visita en Semana Santa de familiares madrileños, acompañados de mi nueva embajadora turística, sin sueldo, a Chequia y Centroeuropa, que os mostraba en uno de mis últimos post, actualizamos fotos y vivencias para poderlo contar con conocimiento de causa.

    Como me faltaba algún plato por probar, pedí la colaboración de uno de mis finos gourmets en plantilla, que es el protésico Javier Pena García-Rendueles, ya que mi mujer está cansada de acompañarme y tener que probar los platos que yo deseo fotografiar para mis miles de seguidores, pues para eso soy el rey de los mataos y los mindunguis.

    El problema de mi sobrino y pico fino, Javier "El Guache" es que pregunta siempre muchísimo, fruto de su infinita afición culinaria y le tengo que contar todo tipo de aventuras en los fogones, que mejoran las que nos obsequia en la tele, el literato y sabio orientalista, Sr. Sánchez Dragó.

    Como uno de los platos que pedimos, y estaba delicioso, por 10,80 euros, fue las gambas Thai con espuma de Wasabi, que os muestro en una de las fotos, tuvimos que viajar en el tiempo hasta la isla japonesa de Sajalin, como modernos samuráis, para extraer las raíces del Wasabi y de vuelta paramos en Thailandia, para saludar a las presuntas exnovias quinceañeras del Sr. Dragó y comernos en comandita unos alucinógenos y excitantes tallarines de arroz al estilo Thai con leche de coco y gambas, que tambien son altamente afrodisíacos, y eso, para mejorar el rendimiento sexual con su bella amiga caucásica, al triunfante y crack Sr. Guache le encanta.

    De la larga lista de tapas y platos, algunos repetidos que probamos, me place encarecidamente recomendaros los siguientes:

    Verduritas a la plancha (16,30 €), Lomos de pixín con rissoto de setas y langostinos ( 25,35 €), Tapa de pulpo a la parrilla con pesto de calamar (9,95 €), Arroz con verduritas y marisco (15,85 €), Tapa de croquetas con foie y puré de manzana (8,40 €), Tapa de rollitos de cigala (9,60 €), Tapa de cochinillo confitado con Parmentier y crujiente de cebolla (12,35 €), Tapa de ensalada de langostinos escabechados y crujiente de rape (9,95 €), Tapa de tacos de ternera al Afuega’l Pitu colorao (8,60 €), Tapa de tiras de calamar frito con alioli de limón (8,85 €), Tarta de manzana templada y sorbete de pera (6,10 €), Crujiente de naranja con espuma de vainilla y sorbete de mandarina (6,10 €), Milhojas de arroz con leche y helado de café (6,10 €). Las copas de Ribera joven Damana 5 valen cada una 2,65 euros, el pan, que está muy rico también, a 1,70 euros por ración y las cervezas Sin, a 2,45 euros, unidad. Todos estos precios razonables son con el IVA incluido.

    Tienen una rica Tapa de fabada asturiana por 6,60 euros y unos riquísimos y diferentes pucheros de cuchara a 9,25 euros todos los mediodías y que pueden ver en su web, pero mi recomendación favorita es el arroz con centollo de los miércoles.

    Lamento motivaros tantísimo a Escaparos a Gijón y luego, si no sois precavidos, no habrá habitaciones para todos en el Hernán Cortés, pues os recuerdo que el buscador Trivago nos ha premiado como el mejor 4* de la ciudad, por nuestra excelente relación precio-calidad y que el Financial Times, que hace temblar a los gobiernos de los geniales Zapatero y Rajoy, nos ha llamado "La Gran Dama de los Hoteles de Gijón", regalándonos la Licencia para no Quebrar, distinguidos fans y envidiosones mataos de Hispañistán.

 



Los románticos cuatro reservados del Restaurante Ciudadela recrean antiguas bodegas de adobe en Castilla.





Cochinillo confitado con parmentier y crujiente de cebolla - Rest. Ciudadela.





Ensalada de xarda con manzana, oricios y mermelada de sidra - Rest. Ciudadela.





Lomo de pixin (rape) con rissotto de setas y langostinos - Rest. Ciudadela.





Verduritas a la plancha - Rest. Ciudadela.





Tapa de croquetas de foie con puré de manzana - Rest. Ciudadela.





Tapa de rollitos de cigalas - Rest. Ciudadela.





Tapa de tiras de calamar frito con alioli de limón - Rest. Ciudadela.





Gambas Thai con espuma de Wasabi - Rest. Ciudadela.





Milhojas de arroz con leche y helado de café - Rest. Ciudadela.





Crujiente de naranja con espuma de vainilla y sorbete de mandarina - Rest. Ciudadela.





Arroz con verduritas y marisco - Rest. Ciudadela.





Tapa ensalada de langostinos escabechados y crujiente de rape - Rest. Ciudadela.





Tapa de tacos de ternera al Afuega´l Pitu colorao - Rest. Ciudadela.





Tapa de pulpo a la parrilla y pesto de calamar - Rest. Ciudadela.





Tarta de manzana templada y sorbete de pera - Rest. Ciudadela.





El arroz con centollo forma parte del buen menú-almuerzo de los miércoles por 16€ - Rest. Ciudadela.





Coulant de chocolate y texturas con helado de chocolate y naranja - Rest. Ciudadela.





Barra de acceso a los comedores y reservados del Restaurante Ciudadela.





Restaurante principal que da acceso a las cuevas y reservados del Restaurante Ciudadela.


Restaurante CASA ZABALA (C/ Vizconde de Campo Grande, 2. Cimadevilla, Gijón): Tel. 985 341 731. www.casazabala.com  Cierra domingo noche y lunes.  

    El luminosísimo sábado, día 13 de abril del 2013, fue el día elegido para presentarles lo mejor de una atractiva, moderna, cuidada y tradicional carta de uno de los restaurantes más tradicionales del barrio marinero de Cimadevilla, desde que en el año 1923 lo fundara el bisabuelo del joven y ya veterano chef, Guillermo Mori Zabala, su actual gestor y propietario.

    Con estos pequeños fascículos de Escapadas Gastronómicas a Gijón solo trato de ayudar a la Promoción de una serie de establecimientos hosteleros que tratan, con mucho esfuerzo y buen arte culinario, a motivar a que todo tipo de potenciales turistas tengan la irrefrenable necesidad de venir a relajarse y disfrutar la sin igual cocina de muchísimas mesas de la capital de la Costa Verde astur.

    Hay que volver a salir y consumir, para intentar abstraernos de lo mucho y malo que nos rodea, ya que el único antídoto para esta Crisis en la que nos ha sumido nuestra impresentable Clase Política y el Borbón Ga-Ga es pensar que pronto va a llegar el meteorito y ya, de morir, al menos que sea bien hartos y con alimentos en el cuerpo, bien elaborados, con oficio y mucho fundamento, como dice el crack Arguiñano.

    La invitación que cursé a algunos de mis colaboradores habituales en plantilla era para un total de seis Pantagrueles-pico finos, pero afortunadamente fallaron tres y así me ahorré doscientos euros, que reservo para el próximo festín, pues en esta lucha a la búsqueda de los sabores perdidos del Paraíso Natural, he dicho y repito, dentro de mi ruina total, que iremos hasta el infinito y mucho más, con el subsiguiente riesgo del infarto por fartones sin límites, ni medidas.

    Desde el Hotel Hernán Cortés hasta el restaurante Casa Zabala se tarda, en un suave y agradable paseo, alrededor de once minutos.

    Hay que rescatar del olvido de la miseria mental que nos rodea la necesidad social de sentarse en cualquier restaurante y relajadamente esperar, tranquilamente, por la comida, para no devorar como los pavos, con la ilusión de aprender que tienen los recién nacidos, parando el tiempo y lo que haga falta, como hago yo habitualmente, pues para eso soy el rey revolucionario Bolivariano de todos los desafortunados, indignados, mataos y mindunguillos que sois mis queridos súbditos.

    El variadísimo almuerzo duró, como debe ser, dos horitas abundantes y se compuso de los siguientes platos, que siempre compartimos, para sacar las máximas conclusiones gustativas.

    Los precios de los platos figuran, con el IVA incluido, en la web del restaurante pero las fotos de los platos solo están en mi ONG Turística Virtual, líder absoluta en la Promoción de Asturias en Internet.

    Empezamos con una calentita ración de crema de nécoras (o andaricas), que repartimos como buenos colegas en tres vasitos individuales. Luego, compartimos también una ración de cremosísimas croquetas de jamón, que estaban de rechupete, para seguir con una ensalada de vieiras con foie de pixín y vinagreta de jamón y avellanas; otra ensalada de pulpo con verduritas y vinagreta de boletus y un foie marinado, caramelo de sidra y manzana asada.

    Los platos principales fueron el pixín con txangurro y ali-oli ligero, la lubina con risotto de llámpares y el rabo de buey guisado y deshuesado con puré ligero de patata.

    Los postres, que jamás perdonamos, fueron los siguientes: revuelto de higos flameado al ron, tiramisú de queso Afuega´l Pitu y chocolate blanco, espuma de arroz con leche, helado de caramelo y gelatina de canela y para rematar, volcán de chocolate caliente con sorbete de mandarina, es decir, cuatro postres para tres bocas famélicas, infieles y oprimidas.

    Con mis dos cultos colaboradores Premium, Juan y Kike, nos reímos muchísimo con la inestimable ayuda de dos botellas del recientemente embotellado Albariño Fillaboa del 2012, que le encanta a Kike y que yo finalmente, por el latazo de conducir, siempre lo estiro con Casera; cada botella costaba 21,50 merecidos euros.

    Los dos comedores superconfortables de Casa Zabala, como podrán comprobar por las fotos que les adjunto, son super-románticos, ideales para parar el tiempo y reírse de todo lo humano y divino, incluyendo la Diana-Corinna cazadora del Bobón super Ga-Ga, que espero podamos darle su merecida baja por invalidez y restaurar la III República Española.

    Otro evento, como dicen los pijillos niñatos de la Naninolandia de hispañistan, pepera y sociata, según mi oráculo divino, fue la ajustada y merecida victoria electoral de mi amigo, el candidato venezolano Nicolás Maduro, al que me place mandarle un revolucionario y afectivo abrazo, con mi público compromiso de aportarle gratuitamente todo tipo de ideas, para que sea el Presidente que necesita esta hermana República venezolana.

    Os he adjuntado algunas fotos que hicimos por la tarde, del guapísimo paseo bajo el sol, en los aledaños del Puerto Deportivo, la Cuesta del Cholo (junto al Transito de las Ballenas, en Cimadevilla), el Palacio de Revillagigedo y el Monumento con la estatua del Rey Don Pelayo, que siempre les dio mucha candela a mis primos, los infieles y abencerrajes sarracenos, a quienes gustaban más las guapas xaninas asturianas que comer, con las manos, los manjares que ya servían en Casa Zabala.

    Sin entrar en más detalles, solo recomendar encarecidamente a mis seguidores que vivan la increíble Experiencia Gastronómica que ofrece, con profesionalidad y mucho oficio, Guillermo Mori Zabala, arropado con un servicio en la mesa sublimemente Angelical.

    Tres bravos por estos titanes y heroicos hosteleros, orgullo de una profesión que está viviendo unas horas bajísimas, pero todo irá pasando, en busca del personal talismán de la Felicidad, que espero podáis encontrar cada uno de vosotros.

 



Cuatro de mis habituales colaboradores gastronómicos el soleado 13 de Abril del 2013, con el Puerto Deportivo de Gijón al fondo.





El emblemático restaurante de Cimadevilla, Casa Zabala, junto a la Capilla Virgen de los Remedios.





Croquetas de Jamón - Rest. Casa Zabala.





Ensalada de pulpo con verduritas y vinagreta de boletus - Rest. Casa Zabala.





Comedor principal de Casa Zabala.





Ensalada de vieiras con foie de pixín y vinagreta de jamón y avellanas - Rest. Casa Zabala.





Mis colaboradores Juan y Kike se relajan en el Puerto Deportivo después de haber saboreado dos botellas de Albariño Fillaboa del 2012 en el Rest. Casa Zabala.





Foie marinado, caramelo de sidra y manzana asada - Rest. Casa Zabala.





Lubina con risotto de llámpares - Rest. Casa Zabala.





Mis colaboradores gastronómicos Kike y Juan tomando posiciones en nuestra mesa del Rest. Casa Zabala.





Pixín con txangurro y ali-oli ligero - Rest. Casa Zabala.





Rabo de buey guisado y deshuesado con puré ligero de patata - Rest. Casa Zabala.





Revuelto de higos flameado al ron - Rest. Casa Zabala.





Impresionante vista del Palacio de Revillagigedo y el monumento a Don Pelayo.





Vasito degustación de crema de nécoras - Rest. Casa Zabala.





Espuma de arroz con leche, helado de caramelo y gelatina de canela - Rest. Casa Zabala.





Vista del pequeño comedor que hay a la entrada y la mesa en que comimos - Rest. Casa Zabala.





Tiramisú de Afuega'l Pitu y chocolate blanco - Rest. Casa Zabala.





Volcán de chocolate caliente con sorbete de mandarina - Rest. Casa Zabala.





La emblemática Cuesta del Cholo, donde los jóvenes fashion disfrutan bebiendo sidra.


Restaurante CLUB MARÍTIMO ASTUR (C/ Rodríguez Sanpedro, 15;  frente al Tálaso-Balneario de la playa de Poniente y al lado del puerto deportivo): Tel. 984 490 761. Cierra domingo noche y lunes. Imprescindible reservar mesa.

    Pedro y Celestina son el matrimonio hostelero que gerencia con mimo este idílico enclave hostelero que hasta hace muy poco era un cerrado club de socios amantes del mar Cantábrico. Estos veteranos héroes hosteleros aportan su buen hacer culinario, que desarrollaron en el pasado en el singular establecimiento "Contornos" del barrio marinero de Cimadevilla.

    Durante los almuerzos tienen un excelente y con fundamento menú del día, que vale 14 euros y los fines de semana oscila entre los 17 u 18 euros.

    Por recomendación de varios amigos, con la ayuda de dos de mis mas habituales colaboradores familiares, Kike y Juan, el soleado día 2 de marzo del 2013, reservando previamente mesa, decidimos vivir para ustedes la agradabilísima, llamémosla, Experiencia Culinaria.

    Empezamos con una ración de calamares de potera, que guardan, precavidamente congelados, desde el verano en que se pescan: 16 euros con el IVA siempre incluido en los precios que acostumbro a darles. Justos de fritura, textura durina y sabor infinito, perfectos para incluirlos en el menú de las últimas voluntades de cada cual. Luego, también de aperitivo, 1/2 ración de callos, por 7 euros, sencillamente Superiores.

    Es un maravilloso sufrimiento tener la suerte de ser los probadores oficiales de tantísimas cosas ricas que se cocinan en Asturias, pues ser el Rey de los mataos y mindunguillos tiene su placer, infiel sarraceno, gulístico y pecatorio, o séase que nos vamos a tener que condenar por fartones, al enseñaros un poco a bien vivir bien-comiendo, aunque la mayoría nunca paséis de ser unos palmaos mentales for ever and ever, amen, panda de gorrioncillos sin cabeza ni paladar.

    Aunque sabíamos que los puerros rellenos de jamón ibérico y queso manchego compartían con los fritos de merluza de anzuelo la misma salsa de oricios, pedimos una ración de cada, los puerros rellenos a 17,50 euros y los insuperables fritos de merluza de anzuelo a 18 euros, y con la ayuda de abundante agua, no mezclamos el sabor de los puerros con el de la merluza.

    Luego, nos repartimos otro de sus platos estrella, que es el Cachopo de ternera, con mayúsculas, por 19,50 euros. Esta delicatessen gastronómica astur estaba rellena, además del habitual jamón y queso, por puntas de espárragos blancos navarros (que además de sabrosos son muy diuréticos y según nos contaba una de mis espías hotelera, en Cazalla de la Sierra, la pendona y nietísima Carmencita del Gran Medallas, siempre los pedía, si eran trigueros naturales, pues le ayudaban a rebajar su muy usado y gran traserazo), setas, pimiento del piquillo y lonchas de huevo cocido, con unas patatinas muy bien fritas de guarnición. No es un Cachopo tamaño XXL pero disfrutaréis al máximo saboreando el crisol que es su armonioso relleno fundido con la ternera que lo envuelve.

    De postres, con un razonable costo medio de 3 euros, compartimos el Mouse de limón, la tarta de queso y un particular flan-puding de la casa, que a mi me encantó.

    Con una botella de vino Carmelo Rodero, por 20 euros, el pan y tres botellines de agua, la cuenta subió unos razonables 112 euros, a los que añadimos una bien merecida propina por el servicio casi Galáctico de una amabilísima belleza oriental que se llamaba Korinna y que nos recordó por su belleza y por su nombre a la Princesita Diana Cazadora, novia formal del impresentable rey Borbón Bobón, don Ga-Ga, gran vergüenza Nacional, correturnos de la III Republica española, si la mayoría de ciudadanos o momias cobardonas, tuvieran en su cabeza algo más que denigrantes Pantojas defraudadoras, pero que debido a unas injustísimas leyes los Ladrones a lo grande, por ser de guante blanco o de tangas con seda horneada con hilo de oro, las leyes dictadas por esa asquerosa Clase política de Cloaca, para autodefenderse de sus habituales chorizadas, tienen unas penas de absoluto recachondeo fornicante y ante ese freno los Jueces se la tienen que envainar en sus condenas de sainete, pero ajustadas a una Legalidad de Mielda.

    Estoy seguro que les gustará tanto como a nosotros visitar este cómodo y coqueto comedor con vistas, que les muestro en las fotos, con alguno de los platos que probamos y me agradecerán, con respeto, pues para eso soy noveno dan hostelero desde el siglo XIII, mis consejos ONG.

 



Acogedor y luminoso comedor del Rest. Club Marítimo Astur.





Desde las mesas del Rest. Club Marítimo Astur se ve Talasoponiente y el Puerto Deportivo.





Exquisitos calamares de potera que guardan congelados desde su época veraniega de captura en el Rest. Club Marítimo Astur.





Media ración de los deliciosos callos del Rest. Club Marítimo Astur.





Los fritos de merluza de anzuelo están bañados con una sabrosa crema de oricios. Rest. Club Marítimo Astur.





El cachopo de ternera que preparan en el Rest. Club Marítimo Astur es una delicatessen gastronómica.





La inolvidable tarta de queso a 3 € del Rest. Club Marítimo Astur.





El personal flan de la casa también a 3 € del Rest. Club Marítimo Astur.


 

Sidreria-Restaurante-Llagar CASA TRABANCO: Tel. 985 136 462. www.casatrabanco.com. Cierran solo los lunes noche.

    Están situados en la parroquia rural de Lavandera, a 8 km de Gijón, por AS-248, desviándose una vez pasados Granda y Vega, hacia el centro de La Camocha y desde ahí no hay posible pérdida hacia el emblemático restaurante de Lavandera, bajo el Pico del Sol, paraíso de los amantes del parapente.

    Para los que utilicen en sus automóviles navegador, les aconsejo programar primero GPS: 43º 29´34" Norte & 5º 39´11" Oeste, que les dejará justo a la entrada del poblado minero de La Camocha y desde ahí, sin pérdida, están, por una muy buena carreterita, a 3 km de Lavandera; GPS: 43º 28´15" Norte & 5º 38´46" Oeste.

    En taxi desde Gijón les costará a la ida unos 13 euros y al pedirlo por teléfono para la vuelta, unos 17 euros, pero la experiencia seguro que les merecerá la pena, pudiendo beber una de las mejores Sidras del Paraíso Natural, sin límite, ni riesgos de multas.

    Deben visitar la web corporativa de este famosísimo, internacionalmente, Grupo Sidrero, www.sidratrabanco.com, que en el año 2010 creó un nuevo y espectacular Llagar en Sariego, dentro de la Comarca de la Sidra, con un mayor espacio necesario para su expansión, urbi et orbi, ya que son uno de los mejores embajadores de nuestra región, pues decir Trabanco es decir Asturias, con orgullo de sidra natural y otros muchos productos derivados de la manzana.

    Empezaron su aventura empresarial en 1925 con una hectárea de manzanos de sidra que les muestro en una de mis bellas imágenes bajo el Pico del Sol, en la parroquia rural gijonesa de Lavandera, y ahora ya tienen en explotación mas de ochenta.

    La sidrería-restaurante se inició en 1983 encima del Llagar de sidra Trabanco, tomando como guía las Sagardotegis (sidrerías vascas), donde se mezclaba la filosofía gastronómica del bacalao, el chuletón y la fiesta en convivencia, con mucha sidra, que favorecían sus mesas corridas, pero sus actuales descendientes con la joven Yolanda a la cabeza, han puesto el listón de la creatividad gastronómica en un punto más alto y casi inaccesible a la mayoría de los mortales.

    De lunes a viernes tienen al mediodía un cuidado menú del día a 9 euros, incluyendo un aperitivo, dos platos, postre, cafe, una botella de sidra o vino y pan de maíz propio, que mandan elaborar en molino tradicional y está riquisimo. El pasado viernes probé el menú y el día siguiente, sábado, acompañado de mi mujer y cuatro invitados, degustamos los platos que les muestro a continuación en las fotos al pie, con los precios razonables incluidos.

    Tienen una nueva carta moderna pero sin olvidar lo mejor de nuestras tradiciones culinarias. La gran preocupación por el control de la calidad del producto la demuestran cultivando en su huerta próxima la mayoría de verduras que utilizan en su cocina y aunque estábamos fuera de la estación recolectora, la suavidad de las fabes y el compango del pote y la fabada que probamos nos dejó patidifusos y yo, distinguidos seguidores, no regalo adjetivos, pues siempre pago todas las comidas que realizo y tengo la suerte de tener muchas miles en mi paladar de noveno dan gastronómico y hotelero desde el siglo XIII.

    Tienen también la buena cabeza de facilitar medias raciones de muchos de sus exquisitos platos para poder prepararse un particular menú degustación, ya que casi todas sus creativas propuestas apetecen. Todo lo mucho que comimos nos encantó ,sin ningun fallo; pero volveremos otros días para probar las fabes con bacalao, 13 euros la ración y 8 la media, con los mismos precios que el pote y la deliciosísima fabada; los garbanzos con bacalao, 12 euros (7 la media ración); la coliflor de nuestra huerta cocida al vapor, frita en tempura, con mayonesa de bonito y salsa de soja, 9 euros; la tortilla de bacalao y cebolla pochada, 12 euros, en tamaño para compartir; el pulpo de Luarca con patatines, 12 euros (y 7 la media ración); el bizcochito de avellana en sopa fría de ahumado de Pría y helado de miel de nuestros pomares, 5,90 euros.

    Otra casi excelsa sorpresa agradable de nuestro almuerzo fue descubrir el increíble y suave sabor de la Sidra sobre la madre de la manzana seleccionada del año 2012, sin ningún trasvase, que ha sido premiada el pasado mes de marzo en un prestigioso certamen gourmet de Alemania, como la mejor Sidra Regional de Europa; bebimos solo siete u ocho botellas al increíble precio de 2,80 euros, y tiene, según me explico Yolanda Menéndez Trabanco, menos tiempo de duración en botella, pero estoy seguro que pronto se les acabará la producción, pues en mi próxima comida ya he reservado solo para mí tres botellas, como sediento infiel abencerraje, recién salido del sagrado periodo de ayuno anual.

    Reserven al menos un día de sus próximas escapadas a Gijón para descubrir las sensaciones que se crean diariamente en esta casi mágica sidrería-restaurante-llagar Trabanco, de Lavandera.

 



Mis amigos equinos en La Llomba de Caldones viéndose al fondo la Universidad Laboral y el Parque Natural Monte Deva.





Vista desde La Llomba, en Caldones del Pico del Sol y bajo el, la parroquia rural y sidrera de Lavandera.





Monumento natural del Carbayón de Lavandera que está justo al lado de la Sidrería-Restaurante-Llagar Casa Trabanco.





Bajo el Pico del Sol, Paraiso de los parapentistas, se ubica el tunel del famoso Llagar Trabanco.





Amplio comedor de la Sidrería-Restaurante Trabanco.





En un tunel minero de 107 metros bajo los montes que rodean el Pico del Sol hay 38 depósitos de acero con 20.000 litros de sidra Trabanco cada uno.





En el hall del tunel del Llagar minero hay 12 toneles de madera de 33.000 litros que ya han envejecido 19 cosechas de sidra Trabanco.





Sala donde se prensan cada otoño las manzanas asturianas que enriquecen la famosa Sidra Trabanco.





En este íntimo Llagar hostelero bajo el restaurante se celebran matrimonios civiles.





En este precioso Llagar Salón se casó el buen máster de mi web turística ONG, el asturiano Εlοу Ваrbόn al que esta región debería estar eternamente agradecida.





Terraza exterior donde se sirven los aperitivos siempre el tiempo lo permita.





Esta hectárea de manzanos cerca del antiguo tunel minero fue la primera de las muchas que ahora cultiva este prestigios.o Llagar, embajador de la sidra de Asturias en el mundo desde 1992.





Cuidada terraza exterior para tomar un aperitivo mientras espera la mesa en este excepcional restaurante sidrero.





Botellas de sidra sobre la madre, de manzana seleccionada 2012, premiada en un certámen de Alemania, marzo 2013, como mejor sidra regional de Europa, a 2,80 €.





Inconmensurables vistas del Gijón rural desde la ventana junto a nuestra mesa, del Restaurante Trabanco, en Lavandera.





El delicioso pote asturiano se sirve también en medias raciones.





Media ración de fabada asturiana, 8 €, en que tanto el compango como las fabes son de producción propia.





Tortos asturianos de maiz blanco, uno de queso azul gratinado con manzana confitada y nueces y el otro con pisto de su huerta, huevo y jamón frito, solo por 9 €.





Deliciosísimo trocito compartido de espárrago relleno de beschamel suave de bacalao con salsa de verduritas, cada unidad a 6,70 €.





Exquisitos tacos de bacalao con cebollita y pimientos confitados a 13,90 €.





Cachopo de vaca con cecina, queso de cabra y cebolla confitada, por 22,50 €. Se puede pedir medio cachopo a 16 €.





Exquisito y fino filete de vaca con patatinas fritas, 9,50 €.





Chuletón de vaca que venden a 27 € el kilo y que se mantiene caliente en el plato refractario.





Delicatessen helados caseros de fresa y de manzana asada, a 4,50 €, que inexcusablemente deben probar.





Increible nuevo postre a 5,90 € compuesto de galleta crujiente de maiz, con mousse de chocolate y helado de nata La Ibense.





Esta riquísima ensalada de pasta fue el primer plato del menú de 9 € que sirven en los almuerzos de lunes a viernes acompañado de una botella de Sidra Trabanco.





Estas ricas albóndigas de ternera asturiana con patatas fritas era el segundo plato del menú del día de 9 € que tomé el pasado viernes.





Crema de requemado y delicioso arroz con leche del menú del día que trasladé de la tarrina al plato para que pudieran apreciar su suave textura.


Sidrería-Llagar Merendero CASA SEGUNDO: Tel. 985 333 632. Camino de las Quintas, 23 Cabueñes (Gijón). GPS: 43º 31´1" Norte & 5º 36´42" Oeste. Tiene un amplio aparcamiento pero conviene reservar. Solo abre viernes, sábado y festivos todo el año, excepto del 15 de junio al 15 de septiembre, que no cierra nunca.

    Está a 200 metros del Jardín Botánico Atlántico, por lo que es una opción muy recomendable para comer, por su autenticidad, su precio, su sencillez y su calidad humana y de producto, desde hace ya muchos años. Otra opción muy recomendable es acceder al Jardín Botánico Atlántico o a Laboral, Ciudad de la Cultura en los autobuses municipales, números 1 ó 18, y volver andando, en menos de una hora, por la deliciosa Ruta que pueden ver en mi web, que transcurre junto al idílico arroyo-río Peñafrancia.

    Los 60000 litros de deliciosa Sidra Natural que producen anualmente procede de sus propios manzanos o la compran a agricultores colindantes, en años de poca cosecha. El excepcional compango de su fabada o pote asturiano es de elaboración casera, lo mismo que las patatas de su famosa tortilla.

    Jesús García y su mujer, Mari Carmen, son los dignos, cordiales y esforzados trabajadores con los sabios consejos de su madre Esther; continuadores de la herencia gastronómica del héroe hostelero que era su padre, Segundo, grandísima persona y buen amigo mío, además de cercanos vecinos, pues tengo la suerte de vivir en Deva, a menos de un km de su egregio Chigre Sidrero.

    Sus guisos siguen haciéndose en la tradicional cocina de leña y carbón y la leche de sus dos vacas asturianas pardas de la montaña, o ratinas, producen una leche de excepcional calidad, que es el santo y seña de mis tres postres caseros favoritos: el cremosísimo arroz con leche, uno de los mejores de Asturias; la originalísima tarta de leche, queso suave de untar, cuajada, natas y azúcar y el clásico y bien elaborado flan.

    La carne guisada, los chipirones afogaos, los pimientos rellenos o las croquetitas tienen muchos adeptos y cuando se tienen muchos seguidores, como tengo yo en mi web ONG Turística virtual, por algo seguro será, distinguidos alumnos de mis expertos y gratuitos consejos del Paraíso Natural.

 



Merendero del familiar Restaurante Llagar Casa Segundo, en Cabueñes, muy cerca del Jardín Botánico Atlántico.





Amplio comedor de la Sidrería-Restaurante-Llagar Casa Segundo en Cabueñes.





Depósitos donde fermentan los 60.000 litros de deliciosa sidra de Casa Segundo, que elaboran casi siempre con manzanas propias.





Vista de la Universidad Laboral y de la Capilla de la Virgen de la Corrada desde el paseo peatonal del Rio Peñafrancia, que pasa a 50 metros de esta singular y sencilla sidrería familiar.





Idílico rincón situado en la parte posterior del epatante Jardín Botánico Atlántico de Gijón, muy cerca de la Sidrería Casa Segundo, donde pueden encargar una típica y sabrosa comida.





El hígado al ajillo de ternera con patatas fritas de cosecha propio está buenísimo por 8 €.





En esta foto se aprecia el jugoso corte de la sabrosa tortilla de patatas, a 3 € la ración.





Este chorizo de matanza propia que sirven frito o a la sidra, por 3,50 €, le encanta a Εlοу Ваrbόn, webmaster de esta web y cliente habitual de Casa Segundo.





Ración de fabada a 11 € con un excepcional compango casero.





El cordero guisado a 9,50 € tiene muchos adeptos durante los fines de semana.





Este cremoso arroz con leche, por 3,60 €, está hecho del néctar que producen sus dos vacas pardas asturianas y es uno de los que más me gustan de toda Asturias.





La tarta elaborada con leche propia, cuajada, queso y nata tiene un increible sabor, a 3,60 €.




GASTRONOMÍA DE GIJÓN
       
     
 
    RECOMENDAMOS VER ESTOS OTROS ÁLBUMES DE GIJÓN:  
       
  66. La emblemática ruta desde Monte Deva en Gijón al Pico Fario y a la Peña de los Cuatro Jueces  
       
  67. La bella ruta urbano-rural del parque Fluvial del Río Piles desde la playa de San Lorenzo de Gijón hasta el poblado minero de La Camocha  
       
  68. La relajante y suave ruta natural que nos descubre el valle y la playa del río La Ñora, en el Concejo de Gijón  
       
  69. La ruta ciclo-peatonal del arroyo Peña Francia, son 6.400 m. de puro placer natural, desde el puente de la Guía en Gijón hasta la parroquia rural de Deva  
       
  70. Sensaciones Históricas de Gijón y alrededores. La ruta dolménica del Monte Areo, recuerdos romanos del Castro de la Campa Torres, las Termas y la Villa de Veranes, la Abadía románica de Cenero y el nuevo Talasobalneario de la Playa de Poniente  
       
  71. Gijón, capital turística marítima del centro de Asturias (143 fotografías)  
       
  107. Gijón, objeto de deseo en Otoño, para sibaritas de la Sidra, Gastronomía y Senderismo  
       
  136. Hagan realidad el sueño del primer emperador romano, Octavio Augusto, y visiten Gigia, alojándose en el Hernán Cortés, denominado por el Financial Times “La Gran Dama de los hoteles de Gijón”. Descubrirán sus termas, su idílica playa de San Lorenzo, su tradicional y creativa gastronomía, el Parque Natural Monte Deva y su último campo de golf, www.devagolf.es, que es ya el nuevo referente de pitch & putt de toda la cornisa cantábrica, en una bellísima ubicación  
       
  145. Fotos, imágenes y comentarios del restaurante Los Nogales, situado en la parte alta de la parroquia rural de Santurio y a 5 km. de Gijón, con unas vistas maravillosas al campo del Real Club de Golf de Castiello  
       
  149. Fotos con imágenes de un lugar mágico y bastante desconocido, por estar casi al final por el este del paseo marítimo que bordea la playa de San Lorenzo de Gijón, es la playa salvaje del Cervigón o del Rinconín, rodeada de un amplísimo parque-solarium, que está bajo la tutela de la sobrecogedora y preciosa escultura dedicada al sufrimiento de "La Madre del Emigrante" y colindante con la electrizante y pedregosa, playa de Los Mayanes.  
 
VEA TAMBIÉN NUESTRAS PÁGINAS DE:
RESTAURANTES EN GIJÓN  Y   HOTELES EN GIJÓN.
 
PULSE AQUÍ PARA VER OTROS ÁLBUMES DE ASTURIAS.

 
     
     
 
Tour Gijón
Tour Asturias
Gastronomía
 
     



Aviso Legal                                                                               Política de Privacidad

Fernández Vallín, 5. 33205 GIJON, ASTURIAS  -  Tel.: +34 985 346 000  -  Fax: +34 985 355 645  -  E-mail:
info@hotelhernancortes.es