.

 









  
 


ORDENADOR
GRATIS


PLANO DE GIJON


   Enlaces:








 

.

CENTRICO • FREE WIFI • CENTRIC • WIFI GRATIS • CENTRE • FAST WIFI • ZENTRUM • GOOD WIFI
RESERVA ONLINE
En la web del hotel
Mejor Habitación Siempre
+ Algún Detalle
RESERVA + DIRECTA
Tel. 985 346 000
ESCRIBA AL HOTEL
VÍA E-MAIL
  TOUR HOTEL  
Parking público
a 50 metros del Hotel.
 
HOTEL PARA
NO FUMADORES
 
"La Gran Dama de los hoteles de Gijón"
(Financial Times)
 
Es importante, si no conocen la ciudad, que impriman el Plano de accesos al hotel.
 
El único Hotel 4 céntrico y VINTAGE que entre sus 75 habitaciones con suelos de madera/parquet, les ofrece 60 con medidas 5 (la mayoría con cama King Size), de las que 16 Suites Junior tienen Salón para hasta 3 niños y 2 TV LCD, y el primero de Asturias en instalar los Climatizadores más Silenciosos del mercado en todas sus habitaciones y nuevos Ventiladores de Techo que dan confort con un menor gasto energético y ayudan a luchar contra el Calentamiento Global. Todos los televisores LED Full HD del hotel tienen 40" minimo, tomas HDMI - USB y 53 canales que pueden ser en HD si emiten en ese formato.
 
EL RESTAURANTE-CAFETERÍA AS DE PICAS
ESTÁ EN EL MISMO EDIFICIO DEL HOTEL.
Y TIENE 5 TV-LCD PARA PODER VER LOS + IMPORTANTES EVENTOS DEPORTIVOS CODIFICADOS.
 
 
 MENÚ DE CACHOPO  
 
 
 MENÚ DE FABADA  
 
 
 
GUÍA DE
RESTAURANTES DE ASTURIAS
 

   
 
     
 

La Ruta del Agua o la Ruta de Los Arrudos, desde la aldea de Caleao a La Fontona o Fuentona, nos descubre unos increíbles y bellísimos paisajes del Parque Natural de Redes

 
 

 

La Ruta de los Arrudos, AS-61, que va desde Caleao a la Infiesta andando en 9 horas, 23 Km; La he dividido en tres partes para hacerla más accesible a la mayoría de los mortales que son paseantes de excursiones cortas, al poderse hacer sin gran esfuerzo acompañados de sus hijos. El Desfiladero o Foz de los Arrudos es una maravilla de la Naturaleza Astur, al que he dedicado varios álbumes – La Iglesia de Sta. Cruz del Real, S. XVI – XVII y la Ermita de San Antonio Abad en Caleao – La vara de carrasco o acebo de 2,5 metros, se unía en forma de cruz con otros troncos para conformar un escalera o Arruda para salvar desniveles de difícil acceso – El Monte Los Cobos – El puente del río Fresno – El río Los Arrudos – La Fuente del agua de Mayo – Braña Usil, Braña Vieja y les Cases d´Abaxu – El Felgueru – El Puente La Fuminosa – La Cabaña del Prendeoriu – El Puente La Calabaza d´Abaxu o de Abajo – El Escalerón – El puente La Calabaza d´Arriba o de Arriba – Las Escaleruques nos permiten acceder al Colladín o Collaín, desde donde se ve el Valle de Roxecu o Rioseco – La Fontona al lado del arroyo de Robre que baja desde su Majada a 1325 m de altitud – El hayedo de Arrebellaos, hacia las majadas de Roxecu, Llede y los Moyones, en busca de la Collada y Lago Ubales, a 5 km de Caleao – La ruta discurre entre los macizos de los Puertos de Contorgán, al Sur y la Sierra de Corteguero al Norte – El Lago Glaciar Ubales está bajo el Pico Cascayón de 1949 metros – El Pico Valmartin de 1927 metros – El fácil acceso al Lago Ubales es por la Ruta de Wamba desde el Puerto de San Isidro, en un total de 3 horas, ida y vuelta – La Fontona produce al año 5 millones de metros cúbicos de agua, que se lleva a Gijón a través de una tubería de 60 km, que se inauguró en 1950 – El ingeniero D. Fernando Casariego Terreo, ofreció en 1926 la idea de captar el agua de ese manantial de 200 litros por segundo – El desnivel a salvar entre Caleao, en la Ruta de los Arrudos, son 345 metros hasta llegar a los 1065 m de la Fontona – La distancia que hay entre Caleao y La Fontona son 4,5 km y se andan ida y vuelta en 4 ½ horas.

    El precioso día 5 de Noviembre de 2010 lo dediqué, a pesar de tener otros álbumes de la Ruta al Desfiladero o Foz de los Arrudos, y también llamada la Ruta del Agua, ya que la Fontona, a 1065 m. de altitud produce la quinta parte del agua que consume la ciudad de Gijón y debía por esa razón y agradecimiento lógico, dedicarle 90 fotos de un recorrido virtual que espero les resulte superatractivo.

    Andar en plan tranquilo los 4,5 km que separan Caleao de La Fontona les llevará 2 ½ horas ida y 2 horas vuelta, pero como yo me lo tomo con mucha calma, disfruté de estos inigualables paisajes 6 horas, ya que inicié el paseíto a las 11:30 horas y volví a las 17:30 a Caleao, para hacer unas fotos gastronómicas en la Casa de Comidas L´Oteru.

    A los que quieran esforzarse menos, les recomiendo a las dos horas, no cruzar el último puente, La Calabaza de Arriba, pues ahí se inician Las Escaleruques hacia La Fontona y así no hay riesgo de que resbalen con sus piedras; yo correré el pequeño riesgo por Uds. Y con mis fotos lo podrán vivir en directo sin esforzarse lo más mínimo.

    Todos los ciudadanos de Gijón deberían peregrinar a este mítico rincón del Parque Natural de Redes en el Concejo de Campo Caso, para dar las gracias por los 200 litros por segundo, que es la quinta parte del agua que consumimos en nuestra ciudad, capital de la Costa Verde.

    Como a mí me gustan los hayedos más que a un tonto chupar un caramelo, quise que sintieran a mi lado el mágico embrujo del bosque de los Arrebellaos, que es el acceso a la primera majada ganadera de Roxecu. Si siguieran ascendiendo hasta los 1750 metros de la Collada del Lago Glaciar Ubales, se encontrarían las majadas de Llede a Moyones, donde hay una nectarina fuente, pero para eso hay que ser expertos andarines ya que en 5 horas desde Caleao hay que salvar un selectivo desnivel de casi 1100 metros y luego descender en 3 horas más hasta la Infiesta.

    Si vivo, al iniciar el próximo verano de 2011, me acompañarán para que les muestre las glaciares aguas del Lago Ubales , en una suave ruta de 3 horas en total desde el Puerto de San Isidro a través de la Ruta de Wamba o antiguo Camín Casín a Castilla, por el Collado de la Canalina, que les incluyo en otros dos preciosos álbumes que he dedicado al sorprendente Parque Natural de Redes, Reserva de la Biosfera, y que forman parte de la larga Ruta de los Arrudos, de 22,9 km, que se anda en 9 horas, desde Caleao hasta La Infiesta, como les decía antes. Pero esa es una ruta para los muy andarines, que es una minoría a quien no dirijo mis consejos, ya que se los conocen sobradamente.

    Esta es una ruta eminentemente visual y los pies de foto serán muy breves para que tiemblen de emoción a mi lado, ante esta eclosión sin igual de la belleza natural Astur.

    Este estratosférico álbum se lo dedico a una Xanina o joven bella hada, que vive en Caleao y se llama Mirian Sánchez García, a la que no tengo el gusto de conocer, pero creo que es una mágica ceramista que demuestra el orgullo de una niña-mujer que ama profundamente a su aldea y a su idílico Concejo de Caso, en el parque Natural de Redes. Tiene en Internet un pequeño Blog, http://caleaocaso.blogspot.com/ y me emociona profundamente saber que aún existen personitas como ella que son un ejemplo a seguir para los jóvenes sin sueños ni objetivos, que deberían copiar o admirar su estela.

    No sé cuál será mi afortunado destino en el futuro y quizás éste es el último álbum de mi personal colección dedicada al Paraíso Natural Astur, aunque como James Bond, desde el S. XIII, he aprendido que no debo pensar “Nunca digas, nunca jamás”, pues al ser más infiel que el más puro moro sarraceno, me volveré a enamorar seguro de otros rincones de esta inigualable Asturias, hasta luego amigo, nos vemos en esta placentera Región que podemos compartir con paz y felicidad.




Es viernes 5 de Noviembre de 2010, son las 11 y estoy a 4 km. de Caleao, junto al río de su mismo nombre. Quiero que saboreen el aroma de sus praderías con la niebla recientemente desaparecida después de acariciar por la noche todo su pasional amor.
Los amentes dirigentes socialistas de Asturias pretendían, construyendo un innecesario pantano, destruir tanta belleza. Afortunadamente, la Crisis se comió tan estúpida idea, casi genocida, de una naturaleza sin mácula y aún plenamente salvaje.






Estoy entrando en Caleao y este guapo hórreo, mini-museo, nos muestra su pasado etnográfico rural.





Por entre las montañas, que se ven a la izquierda de la foto, enfrente de Caleao, iniciaremos la Ruta al Desfiladero o Foz de los Arrudos, uno de los “Orgullos del Concejo de Caso”.





En esta y en la próxima imagen les muestro la serena belleza de la Iglesia de Sta. Cruz del Real, S. XVI y XVIII.





El Retablo Virgen del Rosario, es una obra de arte que atesora esta Iglesia de cuento en la aldea perdida de Caleao.





¿Se imaginan levantarse en alguno de los apartamentos rurales de Caleao y descubrir este relajante espectáculo visual?.





Junto a la Ermita de San Antonio Abad, que les muestro en otro álbum que he dedicado a esta preciosa aldea Casina, junto a su Área Recreativa, inicio por una ancha pista esta experiencia visual irrepetible.





No se quejaran de las imágenes que les estoy regalando, para que puedan soñar con venir a conocerlo en vivo.





Estoy andando muy despacio para saborear a fondo el espectáculo natural.





El arbolado y dorado caminín, va bordeando cabañas y praderías ganaderas.





Estoy, como les decía, completamente solo, rodeado de los arruyos de los sonidos del bosque y del río de Los Arrudos.





Vista retrospectiva de las praderías y farallones calizos, bajo los que se esconde Caleao.





Este es el primero de los varios rústicos puentes que cruzaremos sobre el impoluto río de Los Arrudos.





Vista retrospectiva de la ancha senda, que está hormigonada en algunos tramos para facilitar sus usos ganaderos.





Acabamos de cruzar otro puentecito y al fondo se ven los montes que rodean Caleao. Esta maravillosa cabaña residencial se la mostraré a fondo, cuando por la tarde el sol me facilite resaltar su belleza.





Y después de un puente, otro más, para sentir la fuerza de esta Ruta del Agua de Los Arrudos.





Otra imagen retrospectiva de los picos que rodean las praderías que bordean el río de Los Arrudos.





Esta foto es complemento de la anterior, ya que muestra también de forma retrospectiva las bellísimas cabañas ganaderas de Braña Vieja, casi enfrente de Braña Usil.





Hemos tenido gran suerte al poder ofrecer al mundo virtual el arco iris otoñal de la Ruta de Los Arrudos. Por entre los montes que se ven al fondo a la izquierda, se inicia el Desfiladero o Foz de Los Arrudos.





Voy andando despacito tratando de enmarcar tanta belleza natural, pues noto que están disfrutando de mis fotos.





Otra espectacular visión retrospectiva con la senda viéndose al fondo derecha de la foto.





En las praderías de Braña Usil, les regalo la compañía de este albino Platero, que es casi una especie en vías de extinción, alimentándose junto al río de Los Arrudos.





Cruzamos el río de Los Arrudos por otro puentecito de cuento y vamos a empezar a entrar en el inicio de la Foz o Desfiladero.





El naciente desfiladero, por donde corre el río Los Arrudos, nos reduce la alegría de los rayos del sol, pero aumenta la emoción por el sonido acentuado del agua.





Esta ruta desde Caleao a la Fontona, se conoce también como la Ruta del Agua que mana como ven, por doquier.





En cada foto que hago trato de transmitirles los más bucólicos y bellos encuadres, para ayudarles a combatir la locura que se vive en las grandes ciudades.





Yo creo que Uds. notan lo mucho que disfruto buscando hacerles vibrar con la visión de estos mágicos rincones de la Naturaleza Astur.





Yo pinto las fotos para Uds y me extasío en la soledad de mi casa reviviendo las sensaciones que tengo la suerte de vivir, en una TV HD de 40”, que es mi mejor cambiante cuadro.





La pista sigue estando en perfecto estado, cuando al inicio del Desfiladero cruzamos el Puente La Fuminosa.





El camino se complica un poco, pero es accesible hasta ahora para todas las edades.





Esta es la Ruta del Agua y yo quiero mostrarles su belleza.





Cascadas, helechos, musgos son parte del coro vegetal que recrean el sonido de sus puras aguas.





El sol al fondo, nos anuncia que el estrecho valle del río Los Arrudos se ensancha para dar vida a unas fructíferas vegas ganaderas.





Ya ven que no hay ningún peligro para la seguridad de sus hijos pequeños, mientras les van descubriendo los secretos de la Naturaleza Astur.





Si no son capaces de relajarse con estas imágenes del Rio Los Arrudos, es que la sangre no fluye libre por sus venas y deben pedir ayuda a su cardiólogo.





Las hayas en otoño son uno de mis árboles favoritos, pero no olviden que soy básicamente más infiel que un puro moro sarraceno.





Vista retrospectiva del camino, con el sol otra vez ayudando a dar vida a las praderías ganaderas, mayoritariamente de vacas casinas.





Vaya contraste de paisajes al pasar de la umbría del inicial Desfiladero a estas boscosas laderas, plenas de vida y color.





Este es un recorrido virtual completo, que les ayudará a darles fuerzas y alegría, cuando se encuentren un poco decaídos.





La Ruta de Los Arrudos es mucho más que un complejo vitamínico para sus almas.





La Cabaña de Prendeoriu es donde acaba la pista apta para usos exclusivamente ganaderos en todo terreno; a partir de aquí la senda se estrecha y empezaremos a entrar en el corazón de la Foz o Desfiladero de Los Arrudos.





Les recuerdo siempre y no me canso, para que se acostumbren a llevar dos bastones extensibles, que son básicos para evitar torceduras y caídas. Al fondo de la imagen hay una fuente que es puro néctar.





Una teja ayuda a facilitar la degustación de su deliciosa agua, que como dicen los expertos, es menos torpe al cruzar su manantial rocas graníticas, que la suavizan y es menos dura y caliza.





He rellenado dos botellines de agua y sigo rodeado por el bosque junto al río Los Arrudos.





Los petriles del Desfiladero o Foz impiden la entrada del sol, pero no le restan ni un ápice de su belleza.





Es viernes, el día es impresionante y aún no me he encontrado a nadie, ¿será por la Crisis?.





Como ven, en la Senda hay mucha piedra suelta, por las lluvias torrenciales de los últimos días.





Voy andando muy despacio, procurando siempre pararme cuando encuentro un nuevo encuadre.





Unos soportes metálicos que deberían pintarse para mimetizarlos con el terreno, sujetan las tablas del Puente de La Calabaza de Abajo. Hasta ahora ha sido un paseo de 90´ sin dificultad.


Nada más cruzar el puente empieza El Escalerón, que son unos grandes pétreos peldaños que se crearon en los años cuarenta del siglo pasado para hacer realidad una espectacular obra que diseñó en 1926 el ingeniero D. Fernando Casariego Terrero, para conducir por una tubería de 60 km a través de túneles en las rocas, 200 litros por segundo que fluyen de la Fontona o Fuentona, junto al arroyo La Robre.





Otra vez, después de cruzar la subidita del Escalerón, el bosque rodea la senda junto al río Los Arrudos.





La zona boscosa se acaba y la senda discurre entre estas bellísimas pétreas paredes.





Al fondo, la luz del sol me anuncia que el Desfiladero vuelve a ensancharse.





A la derecha de la senda, el río Los Arrudos sigue acompañándonos con su inigualable sonido.





Voy a cruzar, después de 1 hora y 45´ de increíble paseo, el último pequeño puente de madera llamado La Calabaza de Arriba, que pueden ver en otro álbum, el 21, de mi colección que dediqué hace tiempo a esta maravillosa Ruta del Agua.





Hasta aquí han sido dos horas de suave paseo, o algo menos si no se han entretenido tanto como hago yo, haciendo fotos. A partir de aquí hay una subidita un poco fuerte que no recomiendo hagan en días lluviosos o muy húmedos, si no están acostumbrados a caminar por zonas pedregosas, pues se puede resbalar si les falta un poco de experiencia senderista.





Hasta este último puente es donde llegó andando mi mujer, acompañada de su amiga Marisa, otra vez conmigo y hace muchos años, también con nuestro amigos Isabel y Adolfo. Al ir ascendiendo se aprecia mucho mejor el pétreo desfiladero.





Del último puente a la Fontona, junto al arroyo La Robre, les llevará como máximo, en plan suave y relajado, otros 40 ´. Al ir ascendiendo las vistas son guapísimas.





Yo creo que las imágenes justifican sobradamente el pequeño esfuerzo adicional.





Algunos encuadres se los acerco con el zoom un poco para que los saboreen en profundidad. Antes de 1940, en que se abrieron gracias a la conducción de agua a Gijón las escaleras de piedra que facilitan el acceso a La Fontona, los ganaderos de la zona, desde hace siglos, utilizaban para salvar los difíciles desniveles pétreos a modo de escala portátil, una larga vara de acebo de 2,5 metros, en la que ataban en forma de cruz, sujetos con lianas o cuerdas, otras cortas estacas de madera para apoyar los pies y facilitarles la ascensión. A esos rústicos artilugios se les llamaba arruda o arrudo, y fueron los que dieron el nombre a este inigualable y salvaje Desfiladero o Foz.





Sigo ascendiendo por este Desfiladero para soñar en conocer. El desnivel a salvar hasta llegar a los 1065 m de altitud de la Fontana desde Caleao es de sólo 345 metros.





A la derecha de la imagen se aprecian las piedras a modo de escalones sueltos, por lo que deberán ser cuidadosos cuando regresen.





Foto retrospectiva del desfiladero que acabo de cruzar. Desde Caleao a La Fontona hay 4,5 km.





En esta imagen se aprecia mejor el piso del ascendente caminín. El rio de Los Arrudos queda ahora a nuestra izquierda en el fondo del estrecho valle.





Al ir tomando altura, la perspectiva se ensancha al salir del desfiladero y el valle se enmarca al Norte por la Sierra de Corteguero, que les empiezo a mostrar en esta imagen.





Este estrecho valle ascendente que nos llevaría en 3 horas más a la Collada de Ubales, a 1750 metros de altitud, cerca del Lago Ubales de origen glaciar atravesando tres majadas ganaderas de verano, es guapísimo, pero es una ruta más fuerte reservada en los largos días de verano a quién pueda andar 9 horas y 23 km, salvando un desnivel acumulado de 1100 metros.





Los jóvenes deportistas que practican barranquismo seguro que lo pasarán de maravilla siguiendo el curso del río Rioseco, Reseco o Roxecu, que da nombre a la primera ascendente majada ganadera. En la foto sigue el suave ascenso por las laderas rocosas de los Puertos de Contorgán, que nos separan al ser de la provincia de León y del Puerto de San Isidro.





Estamos llegando cerca del Collaín o Colladín, al fondo de la foto en lo más alto está el Collado de Ubales y el paisaje que les muestro es precioso.





Vamos a coronar el último repecho con escalera de piedra antes de ir llaneando por las laderas de la montaña hacia La Fontana, de donde procede la quinta parte del agua que consumimos en Gijón, aproximadamente 5 millones de metros cúbicos.





Aunque la intensa luz al fondo del Collado de Ubales me aclara mucho el cielo, los colores del bosque otoñal son espectaculares.





Desde aquí al Collado Ubales, que se ve al fondo de la imagen, deberíamos ascender en 3 horas más, un desnivel selectivo de 700 metros, reservado a los más deportistas.





La senda se suaviza y permite relajarnos con la belleza que rodea este valle del Rioseco, Reseco o Roxecu.





Como estamos casi a 1100 metros de altitud, las hojas de las hayas están a punto de crear la alfombra rojiza que decora el caminín.





Hace ya tres horas que salí de Caleao; estoy a 1050 metros de altitud y el poste indicativo nos muestra a la derecha la senda a la mayá o majada ganadera La Robre, situada a 1325 metros de altitud. Llegar a ella nos llevaría 1 hora y 45´. Al fondo de la imagen, en el camino hacia La Collada y Lago Ubales, está el arroyo La Robre y La Fontona, que provee de su caliza agua a Gijón.





Tenía muchas ganas de conocer este mítico lugar y al fin he podido realizar mi sueño. He bebido mucha agua en mi vida de esta fuente maravillosa, que no se ve, pues está entroncada con la tubería de 60 km que a través de canales y túneles llega hasta Gijón, debajo de ese armazón de hormigón.





Todos los niños de Gijón deberían peregrinar a este rincón del Parque Natural de Redes, para sentir cómo late el corazón de esta Fontona, que no se ve, pero se siente, debajo de la protección de hormigón. Mantiene incluso en veranos secos su caudal de 300 litros por segundo muy estable. Les decía que es un agua pura pero muy dura o torpe, al atravesar zonas muy calizas.





En verano, el nombre de la Fontona puede ser un poco decepcionante, pues esperas encontrarte con una gran fuente, que existe, pero no se ve al estar debajo, como les decía, de la construcción de hormigón. Si lo sabes antes, no hay sorpresa negativa desde el punto de vista estético, ya que habitualmente el arroyo La Robre durante la temporada estival tiene poco agua y decora poco la necesaria edificación. Yo he ido en el mejor momento del curso del agua y de los colores del bosque que la rodea. Disfruten a tope mis imágenes que son un agradecido homenaje a este naciente flujo de vida para los ciudadanos de Gijón.





Como bien saben que los hayedos son siempre para mí un multicolor objeto del deseo, me apeteció seguir ascendiendo otro kilómetro para disfrutar a fondo de este frondoso bosque de los Arrebellaos, que nos muestra unas imágenes preciosas.





La senda discurre ascendente a la izquierda de la imagen hasta llegar a la majada ganadera de Rexecu. Antes de abrirse la Ruta de los Arrudos en 1940, los ganaderos de la zona de Caleao, La Infiesta y La Felguerina, subían con sus vacas a estas majadas de verano por el antiguo Camín Casín a Castilla que por el Collado de la Canalina, llegaba al Collado de Ubales y desde ahí bajaban a las Majadas de los Moyones, Llede, Rexecu y la Robre, quedándose los pastores cuidándolas en cabañas, hasta que las nieves los hacía regresar al valle para invernar.





Si fuera verano, al estar muy descansado me hubiera apetecido seguir andando 6 horas más para llegar hasta el Lago Ubales y La Infiesta.
Si a finales del próximo mes de Junio, estoy vivo y puedo seguir caminando un poco, les llevaré en una corta excursión de 3 horas, desde el Puerto de San Isidro por la Ruta de Wamba a conocer el Lago glaciar de Ubales.






Hay que cruzar esta guapa portilla ganadera para seguir ascendiendo en la ruta hacia el Lago Ubales.





Este monte que se ve al fondo del valle es el Pico Valmartín de 1927m. de altitud y está al Sur de donde está el Pico Cascayón de 1949m. que protege a sus pies la Laguna glaciar de Ubales.





He subido andando un poco más hasta pasar la desviación a la derecha que sube hasta la Majada Acebal y al Pico Torres que con 2104 m. está en el límite con la provincia de León y es la mayor altura del Parque de Redes; por ser una zona de alta protección medio-ambiental esa senda es de uso restringido y requiere autorización previa.





Estoy desandando el camino que inicié en Caleao a las 11:30 de la mañana y no me apetece abandonar esta experiencia única que han vivido a mi lado.





Quiero conseguir que el embrujo de la Ruta de los Arrudos no se les olvide nunca. Al fondo se sigue viendo la silueta del Pico Valmartín de 1927m.





Las hojas rojas de las hayas mezcladas con el agua del río de los Arrudos es la moqueta que en Otoño nos brinda esta ruta de ensueño.





Esta es la desviación que hay junto a la Fontona hacia la majada ganadera La Robre a 1325m. de altitud.





Ésta es la última majada y cabaña de Prendeoriu, donde acaba la pista para vehículos de uso exclusivo ganadero. Al caer las luces de la tarde, el Arco Iris del bosque muestra sus mejores galas.





Las cabañinas que rodean la senda nos recuerdan el esfuerzo que han desarrollado muchas generaciones en mantener los bosques y sus ancestrales tradiciones. Ya creo que he rendido mi humilde homenaje a esta única y maravillosa Ruta del Agua.





Esa coqueta cabaña de verano muestra junto al bellísimo bosque otoñal del Parque Natural de Redes una última idílica visión de la Ruta de Los Arrudos o la Ruta del Agua que espero les haya gustado muchísimo. Yo creo que las 90 fotos de este álbum, nadie en el mundo virtual podrá decir que nunca ha recorrido a mi lado este sendero de ensueño.





Después de pasear casi 6 horas por la Ruta del Agua o de Los Arrudos, había quedado con Patricia y Manuel, del Restaurante Rural L´Oteru de Caleao, para probar alguno de sus platos e incluirlos en mi Guía de Restaurantes recomendados, como ya he hecho.
Esta pareja de jóvenes gladiadores hosteleros tratan de llevar un pelín de modernidad a la tradicional gastronomía del Concejo de Caso. La Historia se conserva con los guisos y el peso de su larga experiencia culinaria, que tienen los platos y guisos de cuchara que les prepara la madre de Manuel.
La ensalada templada con queso de cabra, cecina y un largo etcétera, como verán en la foto, es súperatractiva.






El segundo plato fueron unos huevos estrellados con patatas y morcilla matachana que me supieron a gloria, para dejar hueco a la tarta de queso con salsa de arándanos y castañas que me recordaron todos los paisajes que había recorrido durante este maravilloso día. Encarguen la comida y la mesa al menos dos días antes pues es un local con preciosas vistas muy pequeñito y tiene un creciente número de admiradores. Su preocupación se demuestra en que tienen una buena colección de vinos que se aprecian al fondo de la mesa donde cené en total soledad, pero sintiendo como siempre el calor de su afecto. Su web es www.complejoturisticoelotero.com (Tfno. 699 959 249).
Recuerden dejar el coche en el parking que hay a la entrada del pueblo y caminar un poco para saborear más a fondo el mucho embrujo de esta idílica aldea, pues hay poco espacio para el vehículo junto a la Casa de Comidas que está en lo más alto de Caleao, encima de su guapísima Iglesia.

 
     
     
 
Tour Gijón
Tour Asturias
Gastronomía
 
     



Aviso Legal                                                                               Política de Privacidad

Fernández Vallín, 5. 33205 GIJON, ASTURIAS  -  Tel.: +34 985 346 000  -  Fax: +34 985 355 645  -  E-mail:
info@hotelhernancortes.es