.

 
 

Asturias Gijón Volver

   
 
     
 

La Ruta cicloturista del Oso y su mágico entorno

 
 





La torre medieval de Proaza y bellos edificios palaciegos son los monumentos más emblemáticos de este pueblo dedicado a las labores agro-ganaderas junto al río Trubia, pero que gracias a la Casa-centro didáctico del oso, a las famosas Paca y Tola que viven en un cercado próximo y a la ruta del Oso que la cruza, ha descubierto el turismo como motor de su desarrollo.





A la bonita y aislada aldea medievo-rural de Bandujo se accede desde el valle del río Teverga, por una buena carretera de montaña de 9 km. con vistas inmejorables. La excursión debe hacerse en días despejados, absteniéndose los que sufren el mal de alturas.





En el barrio del palacio de la aldea perdida de Bandujo se ubica la torre de Don Fabián o de los Tuñón, que no tenía puerta, accediéndose a la misma por motivos de seguridad a través de una alta ventana por una escalera de madera de quita y pon. Tenía un pasadizo secreto al cercano río para asegurarse tan vital abastecimiento y una posible huida en caso extremo.





La iglesia prerrománica de San Pedro de Nora (s. IX), a 2 km. de Trubia o a 40’ de Gijón, junto al río Nora, debe visitarse con la también muy próxima iglesia prerrománica de Santo Adriano de Tuñón, que tiene unas originales pinturas mozárabes. La jornada puede completarse con un paseo por la Senda Cicloturista del Oso y el Torreón Medieval y Casa del Oso de Proaza, pudiendo comer excelente cabrito guisado en Casa Aladino en Teverga.





Vista del valle de Teverga y Peña Sobia, zonas recientemente declaradas Parque Natural de Las Ubiñas-La Mesa, desde el puerto de Marabio.





La ermita de Santana junto al mirador de Marabio, es un lugar mágico para todo tipo de visitantes. Su pura y limpia belleza natural les relajará al máximo.





El Monumento natural de los Puertos de Marabio constituye una extensa pradería natural donde pastan en completa libertad caballos y vacuno. Esta emblemática zona kárstica tiene multitud de cuevas subterráneas que drenan y acumulan un tesoro vital llamado agua. Las numerosas ovejas que tenían los habitantes de Bandujo, subían acompañadas de hasta dos pastores, a retozar en este paraíso.





La iglesia prerrománica de Santo Adriano de Tuñón (s. IX), a 40’ de Gijón junto al río Trubia debe visitarse con la también muy próxima iglesia prerrománica de San Pedro de Nora a 2 km. del pueblo de Trubia. La jornada puede completarse con un paseo por la Senda Cicloturista del Oso y el Torreón Medieval y Casa del Oso de Proaza, pudiendo comer excelente cabrito guisado en Casa Aladino en Teverga.





Las osas Paca y Tola comen a las 12 horas en Proaza a 45' de Gijón.





La Colegiata y museo de las Momias de San Pedro en Teverga es la única iglesia de Asturias que nos muestra el paso arquitectónico del prerrománico astur al románico leonés. La jornada puede completarse con una visita al atractivo pueblo de Bandujo y al gigantesco Texu (cuyo tronco tiene 7 m. de perímetro) del pueblo de Bermiego, en la ladera sur de la sierra del Aramo, dejando el coche a la entrada del pueblo. Pueden comer un curioso Pote de castañas o una buena caldereta de cabrito (y de postre, borrachinos) en el Rest. Casa Jamallo, en Bárzana (Quirós).





Desde la aldea de San Andrés, cercana a la villa de Trubia, se accede por una carreterina a Castañedo del Monte. Las vistas de la sierra del Aramo y del macizo de las Ubiñas son inmejorables. No es recomendable subir en días con mal tiempo o si se sufre el mal de las alturas.

 
     
     

 
Asturias Gijón Volver
 
 
 

Todos los textos e imágenes contenidos en estas páginas son propiedad de Javier Vidal (Técnico de Turismo y Enamorado de Asturias), estando su copyright © debidamente registrado. Queda prohibida la reproducción total o parcial de estos contenidos sin la expresa autorización por escrito del propietario.

e-mail: javiervidal_l@yahoo.com